Rediseño de la app de recetas de cocina ¿Qué Cocino Hoy?

La aplicación de recetas de cocina ¿Qué cocino hoy? se renueva por completo en su versión 3.0, iniciando un nuevo camino en la definición de producto, la interfaz de usuario y otras novedades que irán llegando en breve.

Qué cocino hoy login y registro
Inicio de sesión y registro de ¿Qué cocino hoy?

Esta aplicación, disponible en la App Store y en Google Play Store fue creada hace 6 años por Pablo Rey quien me contagió rapidamente su entusiasmo cuando me propuso trabajar la experiencia de usuario para esta nueva etapa de ¿Qué cocino hoy?.

Su startup fue seleccionada en la última ronda de inversión del Banco Sabadell en el marco de su programa BStartup 10. Han hecho buenos progresos, especialmente con el apoyo de Dídac Lee como mentor. Además, el historial acumulado de sus primeras versiones – más de 1.500.000 descargas y una posición relevante en la App Store y Google Play – y un modelo de negocio escalable resultan ser un gran atractivo, además de un potencial para futuras inversiones.

Si hay algo que puedo asegurar es que Pablo tenía las ideas muy claras. Solo faltaba ayudarle a dar forma a todas esas ideas, concretarlas en acciones específicas e introducirlas en una línea estratégica de la experiencia de uso que le permitiera crecer a corto-medio plazo. Para versiones mas avanzadas hemos planteado muy buenos propósitos pero será necesario previamente analizar los resultados y la aceptación de estas versiones iniciales.

Hemos intentado acercar el contenido de esta app multiplataforma a los usuarios, hacerlo mas accesible mejorando la navegación, la visualización de recetas y dando los primeros pasos hacia la creación de perfiles, control de la actividad, notificaciones o publicación de contenidos desde diferentes dispositivos. Como decía, actualmente no está todo operativo y hay muchas mejoras y cambios pendientes pero irán llegando progresivamente.

El cambio mas importante de esta app ha sido pasar de off-line a online. Hasta la fecha, las cientos de recetas que estaban disponibles, eran accesibles sin conexión pero eso suponía un problema en el crecimiento de la propia aplicación. Ya sabíamos que ese cambio implicaría alguna molestia para usuarios que hacían un uso continuado o que habían almacenado un largo historial de favoritos. Pero por otra parte, y por aportar foco en usuario y contenido, además de favorecer el crecimiento como red social, en el equipo de ¿Qué cocino hoy? se decidió prescindir de la zona Premium y de la publicidad que había estado presente en versiones anteriores. Simplemente creando tu cuenta de forma gratuita la aplicación te da máxima funcionalidad y acceso a todos los contenidos.

quecocinohoy app
Destacados y vista del menú de perfil de usuario

En este sentido creo que los cambios nos han permitido destacar el gran atractivo de la aplicación: los filtros. Hacer una selección de recetas por ingredientes, por región o por dificultad aportan mucho valor y ponen énfasis en una de las funciones mas demandadas y utilizadas.

Que cocino hoy app filtros
Filtro por ingredientes

Otro aspecto importante de la actualización es el nuevo aspecto de las recetas con su cálculo de ingredientes o el acceso al audio que facilita la lectura. Esta opción cuenta con la posibilidad de seleccionar entre voces de hombre y mujer en castellano de España o de Latinoamerica.

receta en Qué cocino hoy
Mis recetas y parte de la vista de una receta en ¿Qué cocino hoy?

En breve introduciremos también la integración de comentarios o la publicación de recetas desde el móvil o la tablet. Incluso se avecinan otra cuantas mejoras que estoy seguro aumentarán el interés de todos los usuarios y afianzarán el crecimiento de ¿Qué cocino hoy?. De momento, todo el equipo está muy satisfecho de haber conseguido casi 10.000 usuarios registrados y mas de 3500 recetas en su primer mes tras el lanzamiento de la nueva versión. Todo un logro en este sector tan activo y que incorpora a grandes empresas del mundo de la cocina.

Si eres de los que te gusta la gastronomía y la cocina en esta app encontrarás muchas ideas nuevas e inspiración. También podrás compartir tus recetas y dejar que el resto de chefs las valoren o las comenten. Como decimos en la app, es el momento, entra hasta la cocina y aprende, recupera viejas costumbres o comparte los pequeños secretos de la gastronomía. Volverás a cocinar.

Descarga ¿Qué cocino Hoy? en Google Play Store
Descarga ¿Qué cocino Hoy? en App Store

 

La tecnología que construimos

The technology We Build es un breve documento audiovisual de Ben Glass y Tommy Girdwood, de la Concord Academy, que habla de las tecnologías de asistencia y de los proyectos que han desarrollado estudiantes del MIT. Éstos realizan un curso, Principles and Practice of Assistive Technology (PPAT), que consiste en desarrollar proyectos y crear productos tecnológicos, trabajando de cerca con personas con discapacidad que necesitan de las tecnologías de apoyo.

 

Entornos hipermedia educativos

En 2002 publique mi tesis doctoral que defendí posteriormente a comienzos de 2003. Ha llovido mucho desde entonces, especialmente en el tema que abordé: entornos hipermedia educativos.

En 2002 no tenía blog, no tenía web y me sentía un privilegiado porque accedía a Internet una o dos veces al día. Por entonces no publique nada online pero ahora que todo está a nuestra disposición a golpe de click, he encontrado aquel trabajo, aquella tesis doctoral.

Muchas de las ideas que allí exponía han sido superadas, integradas en planteamientos que, por supuesto, no se consideraban ni se mentaban en aquella época. De aquello me queda la satisfacción de haber trabajado en un área en la que sigo investigando y me sigo formando. Incluso muchas de las ideas que sigo rescatando de aquel trabajo me sirven para entender la realidad actual y dominar algunos aspectos fundamentales en la creación y diseño de productos digitales. Como me dijo uno de los miembros del tribunal (creo que era su manida frase para este tipo de actos), la tesis es el comienzo, no el final.

Para no perderla de vista y por si a alguien le interesa leer algunas de estas amarillentas hojas, aquí dejo el enlace: La organización de contenidos en entornos hipermedia educativos: propuesta metodológica.

tesis cover

La atención al cliente. Carta a Mapfre

Hace tiempo que soy cliente de Mapfre y estoy convencido que hay muchísimas personas haciendo un gran trabajo en esta compañía. Pero la última experiencia que he vivido con ellos me ha parecido decepcionante a la vez que insultante.

Me gustaría pensar que es una anécdota aislada pero reflexionando sobre ello creo que algo está pasando con el servicio al cliente de esta y otras empresas. Sus planteamientos parecen basarse en enfoques del pasado, en estrategias de captación, en programas de fidelización para llegar a ser los primeros pero, como reza aquella conocida frase, nunca los mejores. Ofreciendo productos competitivos, de calidad, y contando con una enorme red nacional creo que se están olvidando de lo mas básico, de lo mas importante: las personas.

Mapfre cuenta con presencia en mas de 40 países, con un deportista de élite, de reputación intachable, con el que ha llegado a acuerdos y patrocinios y con la participación en una prestigiosa prueba oceánica. A eso sumamos, entre algunos de sus puntos fuertes, un Programa de Ahorro y Servicios bajo el nombre “Te cuidamos” o una Fundación que trabaja y se esfuerza en pro de la seguridad vial, la prevención, la salud… Genial y, sin duda, laudable.

Todo eso es la “aseguradora global de confianza”, con sus inversores, sus accionistas, su cotización en bolsa y todas esas cosas que dicen que hace grande a una empresa.

Pero la aseguradora también es la trabajadora que habla por teléfono sobre la fiesta de cumpleaños de su hijo mientras esperas a ser atendido. La aseguradora son los dos trabajadores que comentan sus próximas vacaciones mientras esperas a alguien para peritar el coche. La aseguradora también es esa complicada y retorcida web donde consultar información (desactualizada) de tu cuadro médico. La aseguradora es un sistema capaz de entender que no eres un perverso rufián que va pidiendo pruebas médicas por placer o masoquismo. En definitiva, la aseguradora es mucho mas que la cara de un magnífico deportista, el dinero de un inversor o un eslogan bonito (Quizá por eso, hace bastante tiempo deje de entrar en un banco que me decía “Adelante” y que a la vez me prohibía hacer ingresos en caja).

Estoy cansado de leer sobre tendencias, estrategias y claves sobre el mejor y mas conveniente servicio al cliente. Cansado de oír hablar de métricas, datos, investigación, acrónimos infumables o palabras imposibles. Cansado de leer eslóganes creativos, inolvidables, memorables, que ni la propia empresa que los abandera se los cree. Cansado de ser cliente a ratos  y sufrir las promesas de creativos que venden grandes ideas que suenan bien pero que se quedan en los despachos, en la cartelería, en los miles de flyers o sitios web que despliegan. Ya sabemos que todo esto es la realidad actual pero lo de “personas que cuidan de personas” se nos ha olvidado o se nos ha ido de las manos. Añadiría incluso que lo más básico y elemental de la atención al cliente también se nos ha podido olvidar.

Si no fuera así, qué clase de servicio al cliente es ese que me dice «Te cuidamos» y cuando es la hora de cuidarme me ignora. Permitidme deciros que los eslóganes bonitos se trabajan primero desde dentro. Se interiorizan y se revisan para estar seguros que no predicas con ejemplos que te contradicen. Se trabajan en la compañía y desde la compañía para conseguir que eso que llaman Cultura de Servicio al Cliente (supongo que el acrónimo será CSC) se extienda a todos los niveles, hasta el último trabajador.

El problema es pensar que la atención al cliente es como el mando a distancia del televisor. No se diseña, no se analiza ni se mejora porque no vende pero luego resulta que es la parte mas importante porque controla, dirige y gestiona todo.

Señor@s de Mapfre,  ¿sería posible seguir siendo cliente de ustedes?. Pero no hace falta que «me cuiden» o que lleven a mi casa al mejor tenista del mundo. Tampoco lo intenten con un león o un erizo que conmigo eso no funciona. Si bajan el precio de mis seguros estupendo pero no quiero que modifiquen sus condiciones. No me manden encuestas de calidad ni me manden mas tarjetas o cartas (se lo pueden ahorrar si al menos diseñan o mejoran su web). Tampoco me interesan los sorteos de viajes, bicicletas o cenas para dos.

No hagan nada de eso porque en realidad, como consumidor y en los tiempos que corren, me conformo con ser atendido bien en cualquier oficina. Es fácil pero… ¿creen que sería posible?.