Todos cometemos errores

Nuestra capacidad para cometer errores no es un defecto del ser humano, no es algo que podamos eliminar de nuestras vidas o erradicarlo como si fuera una enfermedad contagiosa.
Se trata de algo inherente al ser humano, parte de nosotros que explica cómo aprendemos y cómo cambiamos, y que todo buen diseñador debe entender e interiorizar en su trabajo. Para que un error nos ayude a ver de otra manera las cosas tenemos que ver de otra manera el propio error.

Thanks to error, we can revise our understanding of ourselves and amend our ideas about the world

Being wrong – Kathryn Schulz

Al cometer errores, los usuarios desarrollan experiencia y, paradójicamente, el error es un componente necesario del propio desempeño experto. Todos aprendemos rápido a utilizar las clásicas acciones de deshacer y rehacer, en consecuencia se refuerza la experimentación pero también la familiaridad con el producto que usamos, reduciendo así las probabilidades de error. En el ensayo y error encontramos una valiosa forma de aprendizaje y de acumulación de experiencia.

Ahora bien, un error será considerado como tal si el usuario que lo comete tiene, al menos, la posibilidad de evitarlo. Si no fuera así, estamos frente a un problema de diseño.


En el uso intensivo de datos, el ser humano está plenamente involucrado en la creación y producción de los mismos. Cuando las personas, los datos y la tecnología se encuentran, el esfuerzo por reducir los errores puede ser mayor ya que debe existir un equilibrio y una sintonía que no siempre está perfectamente coordinada.

Podríamos decir que el error humano está presente en todas las facetas de la vida pero cuando hablamos de la construcción de sistemas complejos, dinámicos, heterogéneos y sujetos a cambios continuos (no necesariamente azarosos) la preocupación por el error aumenta. Un porcentaje muy alto de los fallos en sistemas hombre-máquina se producen por errores humanos. De hecho, como señalaba al comienzo, tendemos a cometer cientos de pequeños errores cada día. Esto no deja de ser un dato significativo del papel clave que juegan los errores en el aprendizaje.

Durante muchos años, el enfoque en diseño ha sido la prevención, bien facilitando el aprendizaje o reduciendo la complejidad del lado del usuario.

Pero a pesar de todos los esfuerzos, el error ha seguido presente y es entonces cuando hemos considerado oportuno aprender de los mismos para ir reduciéndolos. Para ello, hemos necesitado recopilar la información sobre cuándo se produjo, porqué se produjo y cómo corregirlo.

En el diseño de producto ya hemos ido incorporando progresivamente un nuevo foco a este planteamiento. Si, como diseñadores, hemos instaurado el ensayo y error como parte de nuestro propio proceso iterativo, ¿por qué no dejamos que nuestros usuarios también lo experimenten de una manera más o menos controlada?.

En cierto modo es darle continuidad a algo que hemos agradecido desde nuestros comienzos digitales: dedicar tiempo y esfuerzo para prevenir el error y también para construir un sistema capaz de solucionarlo en caso de que se produzca. Sabiendo que los seres humanos no siempre tomamos decisiones racionales y que cometemos cientos de equivocaciones, conseguir que las máquinas nos ayuden a volver atrás, a deshacer nuestros errores no deja de ser una manera elegante de explorar su beneficio.

Rediseño de la app de recetas de cocina ¿Qué Cocino Hoy?

La aplicación de recetas de cocina ¿Qué cocino hoy? se renueva por completo en su versión 3.0, iniciando un nuevo camino en la definición de producto, la interfaz de usuario y otras novedades que irán llegando en breve.

Qué cocino hoy login y registro
Inicio de sesión y registro de ¿Qué cocino hoy?

Esta aplicación, disponible en la App Store y en Google Play Store fue creada hace 6 años por Pablo Rey quien me contagió rapidamente su entusiasmo cuando me propuso trabajar la experiencia de usuario para esta nueva etapa de ¿Qué cocino hoy?.

Su startup fue seleccionada en la última ronda de inversión del Banco Sabadell en el marco de su programa BStartup 10. Han hecho buenos progresos, especialmente con el apoyo de Dídac Lee como mentor. Además, el historial acumulado de sus primeras versiones – más de 1.500.000 descargas y una posición relevante en la App Store y Google Play – y un modelo de negocio escalable resultan ser un gran atractivo, además de un potencial para futuras inversiones.

Si hay algo que puedo asegurar es que Pablo tenía las ideas muy claras. Solo faltaba ayudarle a dar forma a todas esas ideas, concretarlas en acciones específicas e introducirlas en una línea estratégica de la experiencia de uso que le permitiera crecer a corto-medio plazo. Para versiones mas avanzadas hemos planteado muy buenos propósitos pero será necesario previamente analizar los resultados y la aceptación de estas versiones iniciales.

Hemos intentado acercar el contenido de esta app multiplataforma a los usuarios, hacerlo mas accesible mejorando la navegación, la visualización de recetas y dando los primeros pasos hacia la creación de perfiles, control de la actividad, notificaciones o publicación de contenidos desde diferentes dispositivos. Como decía, actualmente no está todo operativo y hay muchas mejoras y cambios pendientes pero irán llegando progresivamente.

El cambio mas importante de esta app ha sido pasar de off-line a online. Hasta la fecha, las cientos de recetas que estaban disponibles, eran accesibles sin conexión pero eso suponía un problema en el crecimiento de la propia aplicación. Ya sabíamos que ese cambio implicaría alguna molestia para usuarios que hacían un uso continuado o que habían almacenado un largo historial de favoritos. Pero por otra parte, y por aportar foco en usuario y contenido, además de favorecer el crecimiento como red social, en el equipo de ¿Qué cocino hoy? se decidió prescindir de la zona Premium y de la publicidad que había estado presente en versiones anteriores. Simplemente creando tu cuenta de forma gratuita la aplicación te da máxima funcionalidad y acceso a todos los contenidos.

quecocinohoy app
Destacados y vista del menú de perfil de usuario

En este sentido creo que los cambios nos han permitido destacar el gran atractivo de la aplicación: los filtros. Hacer una selección de recetas por ingredientes, por región o por dificultad aportan mucho valor y ponen énfasis en una de las funciones mas demandadas y utilizadas.

Que cocino hoy app filtros
Filtro por ingredientes

Otro aspecto importante de la actualización es el nuevo aspecto de las recetas con su cálculo de ingredientes o el acceso al audio que facilita la lectura. Esta opción cuenta con la posibilidad de seleccionar entre voces de hombre y mujer en castellano de España o de Latinoamerica.

receta en Qué cocino hoy
Mis recetas y parte de la vista de una receta en ¿Qué cocino hoy?

En breve introduciremos también la integración de comentarios o la publicación de recetas desde el móvil o la tablet. Incluso se avecinan otra cuantas mejoras que estoy seguro aumentarán el interés de todos los usuarios y afianzarán el crecimiento de ¿Qué cocino hoy?. De momento, todo el equipo está muy satisfecho de haber conseguido casi 10.000 usuarios registrados y mas de 3500 recetas en su primer mes tras el lanzamiento de la nueva versión. Todo un logro en este sector tan activo y que incorpora a grandes empresas del mundo de la cocina.

Si eres de los que te gusta la gastronomía y la cocina en esta app encontrarás muchas ideas nuevas e inspiración. También podrás compartir tus recetas y dejar que el resto de chefs las valoren o las comenten. Como decimos en la app, es el momento, entra hasta la cocina y aprende, recupera viejas costumbres o comparte los pequeños secretos de la gastronomía. Volverás a cocinar.

Descarga ¿Qué cocino Hoy? en Google Play Store
Descarga ¿Qué cocino Hoy? en App Store

 

Diseños visibles

Los diseñadores han recurrido a diversas interpretaciones funcionales y estéticas de los cientos de objetos que nos rodean. En la transformación y metamorfosis de esos objetos cotidianos hemos podido observar nuevos estilos, nuevas formas o nuevos usos. Aquello que parecía inalterable ha extendido su concepción y significado a partir de la visión del diseñador, de las necesidades y requerimientos del cliente o de los contextos y entornos sociales y culturales.

Napoletana de Riccardo Dalisi
Napoletana de Riccardo Dalisi

 

El resultado es el diseño de productos atractivos que, manteniendo su utilidad, provocan emociones diversas y se han convertido en objetos memorables. Objetos que van mas allá de la apariencia, del adorno o de la ornamentación y que, como dijo Charles Eames, son una expresión del propósito, un proceso de creación y expresión visual que mantiene la esencia del objeto.

colador
Max Le Chinois Colander de Philippe Starck

El objeto no solo se ve modificado así mismo. Modifica conductas, comportamientos, habitos y rutinas. Crea o provoca historias, experiencias. Mantiene una disposición pero también modifica los límites de lo racional o de lo establecido, códigos y reglas de una sociedad que se beneficia de los desafíos y retos que se marca el diseñador. A su vez, éste tendrá que superar o reflejar con mas o menos acierto el estilo y el gusto de una época, la realidad cultural, tendencias, modas…

Todo ello sin olvidarse de las reglas naturales, de las necesidades, tanto del lado de lo físico (utilidad, uso, función, contexto) como del lado de lo simbólico (estética, imagen, lenguaje, discurso).

A watch from Braun
Reloj de Braun

Diseñadores como Riccardo DalisiFrank Gehry, Philippe Starck, Achille Castiglioni o Dieter Rams tuvieron la oportunidad y el talento de diseñar espacios y objetos únicos, irrepetibles, fuente de inspiración para otros muchos diseñadores. Son diseños con los que puedes aprender mucho. Diseños que inspiran, atraen y que contienen historias sorprendentes. Son diseños que se pueden y se deben ver. Diseños visibles.

Puedes encontrar mas diseños en sitios como Cassina, Hive Modern o en CKIE, la tienda de Yanko Design.

Pós-graduação em Design de Interação e Usabilidade

Hace unos meses se produjo un cambio en mi situación profesional y laboral. Decidí aceptar la dirección de un nuevo proyecto internacional en Portugal y, desde entonces, no he dejado de descubrir cosas nuevas y de asumir pequeños retos cada día. Por esta razón mi actividad en este blog y en las redes sociales se ha visto un poco afectada. Pero esperemos que no sea así por mucho tiempo.

De entre todos los nuevos desafíos en los que estoy participando, me gustaría compartir la coordinación de la Pós-graduação em Design de Interação e Usabilidade, un curso organizado por Instituto Superior de Ciências da Informação e da Administração (ISCIA) de Aveiro (Portugal), y que cuenta con la colaboración de Yusef Hassan y Nuno Carneiro en la dirección académica.

La oferta está dirigida a la comunidad de habla portuguesa, aunque buena parte de las sesiones presenciales (viernes y sábados), así como el contenido que se va a impartir, se van a ofrecer en portugués, español o inglés indistintamente.

Todos los comienzos son complicados pero la apuesta que ha hecho ISCIA por este curso puede convertirse en una buena oportunidad para formarse y profundizar en sectores profesionales de la experiencia de usuario.

Si necesitas mas información no dudes en preguntarme.