Evolución en el diseño de velocímetros

Nos pasamos horas viendo o usando objetos cotidianos diseñados por otras personas y pocas veces reparamos en su evolución. El velocímetro del coche es un ejemplo de ello. Nos da una información necesaria para nuestra conducción, lo miramos cientos de veces y solo una vez prestamos atención a su diseño: el día que compramos el coche.

El resto del tiempo cumple su función ofreciendo información constante de nuestra velocidad sin que nos preocupe en exceso si vamos a 121 o 122 kilómetros por hora, por lo menos en el caso de los velocímetros convencionales. Cuando hablamos de los digitales la cosa cambia y se modifica notablemente el concepto de precisión.

A veces se confunde el velocímetro con el cuentakilómetros y, aunque todo está muy cerca, sus significados son bien diferentes. Tampoco creas que voy a profundizar mas en este asunto. No estoy preparado para ello, a pesar de utilizar todos los días un velocímetro y un cuentakilómetros, y es fácil que me pille los dedos con algún otro concepto mas. Además, hay otras personas que lo cuentan mucho mejor que yo.

El diseñador Christian Annyas es un ejemplo. Hace unos meses hizo una recopilación de velocímetros de la marca Chevrolet desde el año 1941 hasta la fecha y, aunque no llegó a recoger todos los modelos, parece que la conclusión de su evolución puede observarse en la siguiente imagen y en el texto escrito por Annyas:

velocimetros de la marca Chevrolet

Speedometers are those kind of items you look at thousands of times during your life, without ever really noticing. You notice the speed, not the meter. And if you do notice the meter chances are you don’t realize someone actually designed it. The company probably even did some research beforehand. Research regarding the readability of typefaces, the right size of the numbers and the space between them.

Nada nuevo en los últimos 70 años, excepto algunos cambios tipográficos, distancias entre numeraciones o tamaños. Incluso llegados a la era de los velocímetros digitales, el diseñador señala que se ha perdido legibilidad y las posibilidades de confundir un número con otro (0,6,8) son enormes, dada la rapidez con la que revisamos la velocidad.

velocimetro digital de Chevrolet

¿Será necesario rediseñar los velocímetros?. Si hiciéramos esta recopilación a partir de otra marca de coches, ¿obtendríamos resultados similares?.

¿Cuántos objetos están ahí, en nuestra vida diaria, y nunca han sufrido innovaciones, cambios o evoluciones significativas?.

¿Te pongo otro ejemplo pero, esta vez, de artefacto evolucionado?.
El termostato doméstico.