El futuro de las ciudades y la sociedad en red

Vídeo realizado por Ericsson que explora el desafío de las ciudades y las oportunidades de desarrollo e interacción que vivimos en la sociedad en red.

Diferentes expertos como el físico Geoffrey West; Carlo Ratti, Director of MIT’s SENSEable City Lab; Mathieu Lefevre del New Cities Foundation; Elaine Weidman, responsable de Ericsson o Nigel Jacobs, de la Office of New Urban Mechanics de Boston, ofrecen su visión particular sobre el cambio social y la influencia de la tecnología y las comunicaciones en la evolución de nuestras ciudades.

Alberto Cairo: There are no scraps of men

Creo que esta exposición en TED, basada en una realidad concreta, no requiere muchas mas explicaciones. Alberto Cairo, responsable del programa de atención ortopédica que tiene el CICR en Afganistán explica su trabajo con afganos víctimas de accidentes muy variados.

Discapacitados con los que comparte «humanidad y dignidad en medio de la guerra». Un vídeo imprescindible que hay que ver y conservar.

Revolución online para un gobierno que quiere hablar con el ciudadano

No sería una gran sorpresa para nadie advertir de la complejidad y confusión que generan habitualmente los servicios administrativos online de algunos países. En España la situación podríamos calificarla de tormentosa y en algunos casos caótica.

Me arriesgo a afirmar que un porcentaje elevado de usuarios de los servicios de la administración no se sienten cómodos realizando transacciones a partir de las cientos de páginas que gestionan departamentos, áreas, secretarías, ministerios… entre otras cosas porque la accesibilidad, los procesos o la apariencia en muchos casos no se han cuidado ni se han preparado para atender a todos los usuarios-ciudadanos.

En términos generales, localizar servicios o entender el lenguaje empleado suele ser un fracaso constante y la experiencia de navegación no es tan positiva ya que después de varias páginas visitadas sueles terminar en el lugar equivocado.

Menú aeat

Acabamos generando «rituales de interacción» que son los que nos garantizan un acceso directo a servicios que usamos habitualmente y que después de aprenderlos ya no deseamos alterar para evitar el error.

El problema es que a medida que un gobierno va introduciendo tramites o servicios online en los actuales sistemas las posibilidades de iniciar una construcción más coherente van difuminándose. Es como tener un seiscientos y comenzar a ponerle extras o tunear toda su carrocería, aun sabiendo que al motor no le quedan muchos años de vida o que no sube las cuestas porque no puede con el peso de la gran familia que lo utiliza. Todo el dinero empleado en ir introduciendo mejoras no soluciona el problema de fondo: cambiar de coche.

Quizás por todas estas razones comenzar a plantear un único site donde acudir para resolver cualquier gestión, trámite o servicio online, anteponiendo las necesidades de los ciudadanos a las densas estructuras administrativas, no es una idea descabellada. Tanto es así que desde el lado teórico y práctico ya se ha hecho y se llama Alpha.gov.uk (@alphagov).

An unfinished experimental proof of concept of what the UK Government could do with just one rather than many websites

Este proyecto me parece digno de mención porque se sustenta en el esfuerzo de un conjunto de profesionales que, basándose en una lista de recomendaciones (revolution not evolution) y continuando con un prototipo, han alcanzado una línea de propuestas que el propio gobierno de una nación ya empieza a debatir (aunque por desgracia sea condenando nuevamente el sistema a los feudos actuales).

alpha.gov.uk

A grandes rasgos el prototipo ha buscado centralizar en la home los accesos más comunes y añade un atractivo buscador que permite el acceso directo a un servicio, departamento o simplemente la localización de contenido relacionado con algún concepto. El sistema asume que:

– La gente comienza utilizando un motor de búsqueda,

-busca reducir al mínimo el tiempo que pasa en el sitio web de un gobierno o administración,

-no entiende su estructura.

El resultado es la búsqueda de un solución simple a un problema complejo:

Government should take advantage of the more open, agile and cheaper digital technologies to deliver simpler and more effective digital services to users.

Pero siguiendo esas directrices la home no es la única que soporta el peso de todo el proyecto.

It’s all about the nodes, aka landing pages, and what lives at them, not the hierarchy of the website that they live on.

Many commercial websites live or die by the effectiveness of their landing pages, and the same applies to government.

Toda la propuesta está fundamentada, ha llevado un trabajo profundo haciendo uso de metodologías DCU y se ha materializado en un prototipo «alfa» que se declara a sí mismo erroneo, inconsistente e impreciso. Pero está ahí, obteniendo feedback constante.

Una gran ayuda para enfocar este asunto por el buen camino.

El amigo de mi enemigo es mi enemigo

Esta frase, que habremos oído en más de una ocasión, hoy en día podría tener un gran valor en el estudio de las redes sociales, especialmente cuando profundizamos en la psicología social para dotarla de sentido.

El gran Fritz Heider, psicólogo austriaco y una gran referencia de la escuela de la Gestalt, ha sido reconocido en la historia de la psicología social por su famosa teoría de la atribución. Pero fue también autor de la Teoría del Equilibrio Social. En ella formulaba que una persona acostumbra a estar de acuerdo con otra persona que le agrada, con quien tiene un afecto positivo, mientras que tiende a no estar de acuerdo con alguien que le desagrada.

red de nodos 2

Es la forma que tenemos de encontrar el equilibrio y generar así situaciones consistentes y coherentes con nuestro entorno y con nosotros mismos. Otros reputados psicólogos como Theodore Newcomb o Harold Kelley extendieron las teorías de Heider al campo de la comunicación. También lograron avances importantes en la explicación de los procesos de atribución e interacción y, en general, en el estudio de la relaciones interpersonales.

Pero continuando con la teoría del equilibrio, encontramos algunas formulaciones más de su creador que han sido estudiadas y que confirman que algunas redes de relaciones son más estables que otras.

De esta manera, un artículo reciente de Michael Szell, Renaud Lambiotte y Stefan Thurner, titulado Multirelational organization of large-scale social networks in an online world, viene a reforzar los argumentos de Heider al señalar que en las relaciones positivas tendemos con mayor probabilidad a corresponder a las acciones y los sentimientos de los demás que en las relaciones negativas.

Este estudio se basó en el análisis de los tipos de relación e interacciones de 300.000 usuarios participando en un juego online (Pardus). Se proporcionaban seis tipos de interacciones: la comunicación, la amistad, el comercio (interacciones positivas), la hostilidad, el castigo y la agresión (interacciones negativas). Cada una de estas interacciones definía una red en sí misma y el conjunto de redes se combinaba para crear una gran red.

red de nodos

Algunos aspectos de sus conclusiones resultaban evidentes aunque nunca antes habían sido estudiados a gran escala. Así por ejemplo, en la interacción entre redes había solapamientos. Es decir, la comunicación y la amistad se superponían por una evidencia clara: los amigos se comunican. Por el contrario, la hostilidad y el comercio no se superponían.

Igualmente cuando un jugador decidía reclamar la amistad de otro, éste le correspondía. Pero cuando un jugador decidía declararse como enemigo de otro, el segundo no correspondía, debilitando las relaciones y la estabilidad de la red.

Estos patrones de comunicación nos ayudan a determinar que en nuestras relaciones las atribuciones individuales y los vínculos positivos o negativos son los que confieren estabilidad a la red o los que la debilitan/fortalecen su existencia.

Buscamos situaciones de equilibrio porque nos sentimos más cómodos y estas se producen cuando uno está de acuerdo con un amigo o está en desacuerdo con una persona que le disgusta.De ahí que seamos más propensos a pensar que «el amigo de mi enemigo es mi enemigo» que a considerar enemigo al amigo de un amigo.

Más información:

«The friend of my enemy is my enemy»: Virtual universe study proves 80 year old theory on how humans interact – Imperial College London

Multirelational organization of large-scale social networks in an online world. Supporting Information – Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).