13 principios sobre Experiencia de usuario

Robert Hoekman Jr., autor del libro Designing the Obvious, escribía hace unos meses una lista de 13 principios, máximas o creencias sobre el valor de la estrategia de la Experiencia de Usuario, el diseño y los diseñadores.

Me parece una lista muy buena que conviene tener a mano. Algunos de estos puntos son realmente muy oportunos en los tiempos que corren.

Estoy convencido que todos ellos expresan parte de la esencia de la Experiencia de Usuario pero me quedo especialmente con los cuatro últimos. Incuestionables.

  1. User experience is the net sum of every interaction a person has with a company, be it marketing collateral, a customer service call, or the product or service itself. It is affected by the company’s vision and the beliefs it holds and practices, as well as the service or product’s purpose and the value it holds in that person’s life.
  2. User experience is strategic. It begins with an idea intended to improve the lives of its users, and continues through every moment of the customer lifecycle, from attention to abandonment and beyond. It is driven by a vision that guides and justifies every design decision.
  3. Every detail of a company and its services and products says something about it. User experience strategy and design ensures that these messages are put forth with intention and purpose. Design extends into each and every detail, and each and every detail can indeed be designed.
  4. User experience is a process of discovery, vision definition, strategy, planning, execution, measurement, and iteration. It requires flexibility, and a willingness to be wrong until you are right.
  5. Great products and services require bravery. Design puts a shape to your courage.
  6. A great service or product is rarely the mere logical result of research. Most often, it is the result of a brave belief that what you are doing will change the world, and a determination to do it well.
  7. The solvers of the world’s problems will be those who apply their skill, talent, knowledge, and experience to design and redesign the world around us. Whether they call themselves designers or not, the creators of the future will be those who design.
  8. The goal of a designer is to listen, observe, understand, sympathize, empathize, synthesize, and glean insights that enable him or her to “make the invisible visible” (Hillman Curtis) — to pull treasure out of nothing, to pull value out of vapor.
  9. The job of a designer, just like a writer, is to twist and stretch and shape a conceptualized piece of work over and over again until it becomes the masterpiece the world needs it to be.
  10. Designers do not act on opinion, but insight. They do not mandate, but educate. While the best decision can often only be based on the best guess, designers inform their instincts every single day so that these guesses may be right.
  11. Designers enable companies to change the world, define the future, create value, and make a ton of money, and there is endless evidence of this fact.
  12. An experience can not be designed, but it can be influenced. A designer’s job is to be the influencer.
  13. Designers do not manage. They lead.

 

“User experience” y “UX” en el Oxford Dictionaries

Podríamos considerarlo un hecho irrelevante, anecdótico o pasajero pero está bien saberlo y darlo a conocer. En el mes de agosto el Oxford Dictionaries Online actualizó su diccionario online e incluyó en su vocabulario, entre otros, los términos “user experience”, “UX” y “UI”.

user experience
noun
the overall experience of a person using a product such as a website or computer application, especially in terms of how easy or pleasing it is to use:
if a website degrades the user experience too much, people will simply stay away.

UX
noun
short for USER EXPERIENCE.
the UX is absolutely seamless and users prefer that.

UI
noun
short for USER INTERFACE.
a cross-platform UI

De acuerdo, es el mismo diccionario que define “user” en su segunda acepción como “a person who exploits others”. Pero tiene el detalle de comenzar a hacer uso del concepto “experiencia de usuario” en la misma nota de prensa donde lo reconoce. Un guiño solidario y cautivador.

“The rich variety of new words from all manner of sources and levels of formality – popular culture, science, technology, politics, etc. – is striking in this update. I hope you enjoy our choices for inclusion: all carefully researched from evidence of the part these words, phrases, and acronyms currently play in our language. Oxford Dictionaries Online is an innovative free dictionary and language reference service and, with its regular updates, we aim to add more and more value to user experience.”

 

Responsive Web Design o Diseño web sensible

Hay que reconocer que la traducción de Responsive Web Design como diseño web sensible no parece la mas apropiada pero es la que ya está mas extendida. El concepto, creado por Ethan Marcotte (@beep) y publicado por primera vez en su artículo de A List Apart, ya está en plena expansión y supone el pistoletazo de salida a una nueva etapa de nuestra evolución digital.

Hubiera preferido diseño web adaptativo, adaptable, escalable o incluso flexible pero, sea cual sea su denominación, anticipa una nueva y potente forma de crear, diseñar y desarrollar sitios web. Si seguimos por esta línea las cosas van a cambiar mucho y los diseñadores ya están ampliando su horizonte de posibilidades, perspectivas y oportunidades.

Responsive Web Design by Ethan Marcotte

Algunos comienzan a ofrecer diseño sensible y otros lo demandan con urgencia para no morir atrapados en una constante adaptación de sitios a dispositivos, plataformas, formatos… Veremos éxitos indiscutibles, desastres naturales y chapuzas solidarias.

Las empresas e instituciones lucharan nuevamente por renovar sus espacios pero la transición será lenta y dolorosa, especialmente si las decisiones las toma el directivo, jefe o mandamás de turno convertido en “experto-opinador en desarrollo web y redes sociales varias”. Incluso presupuestos enormes y cuentas gestionadas por vendehúmos harán las delicias del futuro online de nuestros gobernantes, que no de los gobernados.

Pero hasta que todo esto llegue disfrutaremos con los buenos ejemplos que ya pueblan la red y seguiremos trabajando por optimizar y mejorar experiencias visuales. Es todo un reto y, en este caso, creo que volverá a merecer la pena porque el concepto como tal, sea cual sea su nombre, es bueno, muy bueno. Aumenta la utilidad y funcionalidad de los sitios que visitamos generando a su vez nuevas tendencias en diseño y nuevos  estándares que nos obligarán a ponernos las pilas para saber qué ofrecer y cómo ofrecerlo.

Si quieres saber mas tienes el libro Responsive Web Design, escrito por Marcotte y publicado hace unos meses. Pero también comienzan a publicarse interesantes entradas y artículos en diferentes lugares. En Fuse Interactive tenemos un buen ejemplo. Niall Morgan habla de Responsive Web Design y describe de forma resumida el funcionamiento:

The magic of responsive web design is the use of media queries. Media queries are something that has been around since CSS 2.1 in the form of media types but was limited to declaring things like stylesheets for print. When the W3C began working on CSS3 they created the @media query to take it to the next level. In CSS3 media queries allow you to get specific properties of the users browser and operating system such as screen width and screen orientation. With that information we can dynamically change the layout of the site for anything from a 24 inch monitor all the way down to a smart phone.

Actualización 02/01/2012

Dos interesantes referencias que nos hablan de los problemas e inconvenientes del Responsive Web Design:
Responsive Web es un técnica incompleta por César Soplín (via UXLearn)
-Desde el post de César…  Responsive Design is Irresponsible por Kevin John Gallagher.

Estoy de acuerdo con algunos de sus planteamientos y entiendo que no es posible considerar el Responsive Web Design como la solución definitiva, única y final de cualquier site. Valoro esta innovación y su posible evolución ya que ofrece nuevas oportunidades y deja atrás prácticas tremendamente complicadas, poco eficientes.

 

100 preguntas para entusiastas del diseño

Hace un año el diseñador australiano Kevin Finn creó DESIGNerd, una adaptación del clásico juego de preguntas y respuestas al mundo del diseño.

Llamó a otros diseñadores y les pidió que le ayudaran a completar un total de 100 tarjetas con preguntas, organizadas por categorías, y que integraran un número de puntos atendiendo al grado de dificultad.

DESIGNerd

En definitiva, cada volumen de 100 tarjetas está preparado para utilizarse como si fuera “el Trivial del diseño”, un juego de mesa en el que se puede participar de forma individual o por equipos y demostrar los conocimientos sobre la materia.

DESIGNerd

Hasta ahora se han creado tres volúmenes (Kevin Finn; Steven Heller+Lita Talarico; Stefan Sagmeister) y cada diseñador-colaborador es agraciado con la impresión de su nombre en la elegante caja donde son almacenadas todas las tarjetas.

Los dos primeros ya están disponibles en edición limitada (1000 copias) y su precio es de 60 dólares.

El show de las pequeñas cosas de Gilbert Legrand

Gracias al bueno de mi amigo Jandro descubro el sitio web del ilustrador y escultor francés Gilbert Legrand. Sin lugar a dudas, un sitio que te atrapa, te cautiva y que no te deja ir hasta que no acabas de verlo por completo.

Show de Gilbert Legrand

Ha volcado su talento en conseguir que las cosas más livianas y mundanas de este mundo cobren vida propia con algunos pequeños y precisos aderezos.

El resultado es un auténtico show de imágenes divertidas, llenas de sentido y que podrás encontrar en numerosos resultados de búsquedas.

Show de Gilbert Legrand

También podrás encontrarlas recogidas en el libro que este artista francés publicó en el mes de octubre del pasado año: Le Grand Show des petites choses.

Le Grand Show des petites choses

Show de Gilbert Legrand

Kindle Singles, una adaptación a los nuevos modelos de distribución

Amazon lo anunció en octubre y el miércoles lo lanzó oficialmente. Kindle Singles, la venta de “mini-ebooks” o publicaciones breves, ya está disponible como una categoría más dentro de su catálogo de e-books.

Kindle Single

Como dice Peter Merholz es una idea brillante pero no nueva. Se ha trasladado un modelo ya establecido (ej.: la música) al mundo de los libros, permitiendo así que otro tipo de publicaciones (ensayos, reportajes, artículos…) puedan incluirse en este canal de distribución.

El concepto de “unidad” se modifica y se adapta a una nueva realidad en la que el consumidor paga por algo más breve, más reducido y, en esencia, más ajustado probablemente a sus necesidades.

Estoy con Merholz que la esencia de muchas publicaciones podría quedar reducida al formato establecido en Kindle Single de 30-90 páginas.

Music was limited to 45 minutes (on a 33 RPM album), 75 minutes on a CD, 5 minutes or so to a side on a single. If you wanted to publish a book, you had to come up with at least 150 pages worth of material, even if your idea really didn’t sustain much past, say, 25 pages. This is one of the reasons why most business books suck so bad — there’s one decent idea, and then 90% of filler to make it seem worth putting on a shelf and charging $20 for it.

De esta manera, pagar por esa esencia literaria de $0.99 a $4,99 generaría mayores beneficios y ventajas para todas las partes implicadas, aun no siendo un precio muy aceptado todavía.

No se si este nuevo modelo de distribución va a tener todo el éxito que se merece pero me alegro que exista y que se haya iniciado por dos razones principales:

-Es una adaptación muy buena y viable a otras formas y modelos que están perdiendo fuerza.

-Se adapta a nuevos escenarios y contextos de uso y a las necesidades de lectores pero también de autores.

Este mismo sistema se ha estado empleando durante años en la literatura científica y en numerosos portales y librerías digitales. La diferencia, o una de las diferencias, es que Amazon parece que facilita la publicación de este tipo de contenido sin que por ello deba integrarse en una publicación más amplia como el número de una revista, una newsletter, unas actas…

Tampoco hay que olvidar otros lugares con una importante trayectoria como Bubok o Lulu que también facilitan la publicación e impresión de libros sin intermediarios.

En mi opinión, sobre todos estos asuntos no se están produciendo excesivas reflexiones y debates públicos en nuestro país. Esto significa que empresas externas como Amazon, Google, Yahoo, Microsoft,etc. pueden adelantarse ofreciendo ideas, productos o servicios que, por suerte y hasta el momento, podrían estar al alcance de empresas e instituciones nacionales del sector.

El caso más llamativo lo encontramos en 24symbols, una iniciativa española denominada “el Spotify de los libros” que en 8 semanas verá la luz. Si lees los 10 Porqués de 24symbols entenderás el verdadero valor de este proyecto.

24symbols

Estaremos atentos a su lanzamiento. Entre otras cosas porque confío en estas nuevas propuestas que deberían ser entendidas como oportunidades.

No me gustaría vivir otra nueva llorera nacional que se salde con chapuzas políticas nacidas de la ignorancia, la falta de diálogo y el desmesurado interés de unos pocos.