La muerte de los archivos

Las aplicaciones que instalamos y manejamos desde nuestros teléfonos están modificando nuestra forma de entender el concepto “archivo”. Ese conjunto ordenado de documentos tienen nombres y definiciones más precisas que nos permiten dar mayor valor a su existencia y a su almacenamiento.

Dustin Curtis lo explicaba brevemente en The death of files, uno de esos post que deberíamos guardar para volver a abrirlo dentro de unos años y observar su sentido práctico.

This is a new model for organizing things on computers, but it actually much more closely emulates the way people do things in the real world. When you want to eat, you go to the refrigerator. When you want to listen to music, you go to your stereo system. Completing these actions just requires knowing the locations of the things you want to use. If you want to look at photos in the real world, everything you might want to accomplish is in a single place: in the album on the bookshelf. The photos themselves are even inside the album.

Because most computer operating systems don’t organize things this way…

 

Cuota de mercado de los sistemas operativos móviles en el mundo

Gracias a un tweet de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y al que he llegado vía Andreu Castellano, me entero de la nueva versión de la infografía publicada por iCrossing acerca del market share de las plataformas de navegación móviles en determinados países del mundo.

Mobile Operating System Market Share

La primera versión fue publicada en febrero de 2010 y fue el comienzo de este estudio sobre las plataformas de navegación en dispositivos móviles y sus cuotas de mercado.

Ahora, con la versión 2.0 titulada Mobile Operating System Market Share, las posibilidades de realizar comparativas son muy interesantes porque nos descubren un nuevo mapa que habla de tendencias, evoluciones y cambios en el panorama nacional e internacional.

Mobile Operating System Market Share

Algunas conclusiones rápidas son ofrecidas por la propia gente de iCrossing y hablan de una mayor fragmentación de las cuotas debido especialmente al avance y la competencia de Android. En algunos países como EE. UU o Reino Unido ha conseguido reducir el liderazgo de Apple, logrando un notable aumento en su cuota de mercado.

Mobile Operating System Market Share

También se destacan las grandes caídas de Nokia en países como China, aunque eso no quita que tengamos que hablar también de su liderazgo en países como Egipto o Túnez.

Como los propios autores argumentan, hubiera sido interesante obtener datos en dichos países después de las acontecimientos sucedidos en los últimos meses. A esto añaden: algunos de estos notables cambios en el uso de plataformas móviles,  ¿serán signos de desarrollo?.

Would the revolutions in those countries have looked any different if the proportion of smart phones was higher, perhaps leading to an even greater exchange of information?

El teléfono más simple del mundo

Este titular tan propio de un Record Guinness me permite presentaros el John´s Phone, un teléfono del que nos hablaba la gente de IntoMobile y que, sin dudarlo, le han colocado el cartel del dispositivo más simple del mundo.

John´s Phone

Pero no han sido ellos quiénes han descrito el teléfono de esta manera. Es la propia compañía que lo fabrica quien ha decidido ofrecer al mundo algo simple, sencillo, capaz de cumplir únicamente la función más solicitada: realizar llamadas.

If you love it simple, you fancy a John´s Phone.

No se pueden memorizar números, no tiene agenda, no tiene cámara y ni siquiera registra las últimas llamadas entrantes o salientes. Pero aunque no lo creas sirve para llamar.

En este sentido, y comparándolo con otros miles de teléfonos que hay en el mercado,  alguno dirá que es un teléfono aburrido. Incluso muchas personas no lo comprarían por ser extremadamente simple.

vista de la SIM de johns phone

Ya no digo nada si a esto le sumamos la agenda física que incorpora el teléfono “a sus espaldas” junto con un pequeño bolígrafo. Pensarías que te están tomando el pelo.

address book John´s Phone

Pero no es así. “El equipo de John” no se ha vuelto loco y tampoco quiere que sus usuarios se desesperen o enloquezcan con cientos de funciones. Ellos saben que sacar la agenda significa olvidarse de muchas de esas funciones y, recuperar esos artefactos del pasado como son el papel y el bolígrafo, les acerca más a una población descolocada con la irrupción de la tecnología.

this makes John’s Phone perfect for older users too

¿Pero cuando hablamos de simplicidad del dispositivo de qué estamos hablando?.

En mi opinión hay varias razones para calificarlo de esta manera:

Reducción de funciones: Es la mayor evidencia por la cual pocas compañías o proveedores de telefonía lo comercializarían, aunque haya intentos por cubrir ciertos segmentos de población. Las personas que usan el teléfono móvil sólo para llamar no son los clientes que más gustan. Si el beneficio está en los usos secundarios es normal que los terminales que nos vendan superen los doce botones.

No hay estados ocultos: De la reducción de funciones se deduce que mirando el teléfono nos hacemos una idea real de cómo está funcionando. No hay funciones ni estados ocultos. No hay accesos a menús que nos digan cómo está configurado nuestro dispositivo y tampoco es necesario acceder a nuevas pantallas. Sólo hay una y tiene sus indicaciones claras, limitadas y siempre visibles.

pantalla del Johns Phone

Cada botón tiene una función: Aprovechando la primera característica y recuperando en parte la segunda, es posible conseguir que el número reducido de botones del teléfono tengan una sola función. Si cada botón hiciera múltiples cosas la necesidad y el esfuerzo de comprender el aparato serían mayores y la confusión quizás aumentaría. A esto le añadimos la imposibilidad de confundir botones por estar bien colocados, etiquetados y representados visualmente.

El teléfono no parece complejo ni complicado: Este es un punto importante que muchos fabricantes no valoran adecuadamente. Las cosas pueden parecer simples sin serlas o, al contrario, pueden parecer complejas sin resultar serlo. En este caso, el producto cuenta con un diseño agradable que facilita el acceso a todas las funciones a partir de jerarquías visuales y posicionamientos coherentes. Un ejemplo: la rueda para subir y bajar el volumen está en la parte superior izquierda. Puede ser manejada con el dedo gordo de nuestra mano izquierda mientras marcamos un teléfono con la derecha.

manejo del Johns Phone

Podríamos seguir describiendo características que hacen de este teléfono un producto simple. De la misma forma podríamos advertir infinidad de carencias, defectos y errores. Pero es importante aclarar que un producto simple no es, en consecuencia, un producto usable.

El esfuerzo de reducir funciones y mantener los aspectos más significativos y relevantes de un producto es un proceso orientado a facilitar su uso continuado, evitando distracciones y dejando que el usuario sienta el control.

Cubrir de la forma más eficiente las necesidades de un perfil de usuario muy concreto implica, como decíamos en el Informe APEI, “reducir la complejidad a su nivel óptimo, a una complejidad necesaria, funcional, irreductible”.

En mi opinión este teléfono parece responder a esta “simplejidad“.

Ahora sólo queda una última pregunta. Este teléfono, diseñado por John Doe Amsterdam y fabricado en China, ¿funcionará en España?.

[Out of the box] Mucho más que un manual de instrucciones para personas mayores

Un buen diseño debería ser para todos.
Así es como comienza la presentación de Out of the box, un proyecto de Samsung en el que han participado Clara Gaggero y Adrian Westaway de Vitamins Design; Jim Kosem, director de la consultora londinense Halfman Research & Design y el Helen Hamlyn Research Centre.

El objetivo principal del proyecto era reducir la frustración de las personas mayores al enfrentarse a la tecnología digital. El resultado: una documentación de ayuda adecuada capaz de introducirles en el manejo de un teléfono móvil.

Out of the box

Seleccionaron a personas de 55-75 años de Reino Unido, Italia y Noruega e investigaron cuál era su grado de frustración y cuáles eran los principales problemas que encontraban al hacer uso de la tecnología.

La investigación determinó, entre otros asuntos, que el diseño de un producto por sí sólo no permite que un móvil sea un dispositivo fácil de usar. El siguiente objetivo estaba centrado, por tanto, en rediseñar la experiencia “fuera de la caja” y no en modificar las características, prestaciones o diseño del teléfono.

El resultado, como indicaba, fue una documentación adaptada a las necesidades de las personas mayores.

Out of the box

La primera propuesta fue la construcción de un manual con dos libros. El primero serviría para almacenar las piezas del teléfono e ir mostrándolas, acompañadas de instrucciones gráficas, a medida que fueran siendo necesarias en el proceso de montaje. El segundo libro abordaría la configuración, una vez estuviera el teléfono en funcionamiento.

El equipo de trabajo propuso otras dos soluciones más: las tarjetas mágicas y los mapas de navegación.

Las tarjetas mágicas son un conjunto de cartas que, gracias a la incorporación de tecnología RFID, permiten ir agregando y usando las funciones básicas del teléfono. Actúan como atajos aunque en su reverso incorporan explicaciones sobre la función que están cubriendo.

Out of the box

Por último, el mapa de navegación, recoge las formas de acceso desde los menús a todas las funciones del teléfono. Facilita la exploración visual y la familiarización con los términos más habituales, iconos, colores…

Out of the box

Todas estas alternativas a los densos y gruesos manuales que incorporan actualmente buena parte de los teléfonos móviles podrían tener  grandes implicaciones en su uso.

Ahora sí podría tener sentido aquello de: “Por favor lea este manual de instrucciones antes de usar“.

iPhone para todos

Es posible que Dwight Silverman esté equivocado y su teoría no sea cierta pero es suficientemente curiosa como para contarla.

I believe it’s possible that all four major carriers will be selling the iPhone in 2010

El columnista del The Houston Chronicle (chron.com) define como pura especulación que Apple pueda estar hablando con buena parte de las compañías americanas (AT&T, Verizon, Sprint, T-Mobile) para ofrecer su iPhone a todos.

Poop Coffee
Imagen: miscpix

Supuestamente esto daría mayor acceso al teléfono de Apple y atajaría así la dura competencia de Google y los teléfonos equipados con Android o de Blackberry.

How does Apple make sure Android doesn’t win? It starts by selling its phones not just through one or two carriers, but through all of them.

Pero por otra parte parecería absurdo que Apple quisiera popularizar su teléfono y muchos menos que estuviera dispuesta a hacer frente a la enorme demanda de dispositivos desde los diferentes operadores.

Aun así, y con miedo a equivocarse, Silverman cree que son más las razones a favor que las razones en contra. Como decía el título de un artículo publicado por GigaOm ahora importan más que nunca los consumidores:

To Win in the Mobile Market, Focus on Consumers

Esperaremos a que pase la próxima Worldwide Developers Conference para saber si la teoría es correcta, aunque estoy seguro que tendremos informaciones mucho antes.

wwdc10

Web móvil y el desarrollo de aplicaciones nativas

Cientos de desarrolladores viven entregados a la construcción de aplicaciones nativas, uno de los grandes atractivos de los dispositivos móviles. Se instalan fácilmente y nos prestan servicios exclusivos que aumentan el valor de nuestro terminal.

Desde que comenzaran a liberarse los kits de desarrollo (SDK) de cada sistema, y en contra de algunos pronósticos, empresas de diferentes sectores han optado por facilitar la descarga de una aplicación propia, engrosando así el listado de las App Store de compañías como Apple, Nokia Microsoft o Blackberry.

Como era de esperar los primeros que han rentabilizado su aplicación móvil han sido los productos y servicios web 2.0 más demandados por los usuarios, especialmente aquellos relacionados con el microblogging. Tanto es así que, en algunos casos, el principal atractivo suele ser la máxima compatibilidad con tales aplicaciones.

Nokia N97

Además de la liberación de código, herramientas o documentación para el desarrollo, los más de dos mil millones de aplicaciones descargadas en tiendas como la de Apple tienen sentido en la confluencia de diversos factores, algunos de los cuales podrían ser el aumento en la venta de smartphones o la creación de pseudo-tarifas planas por parte de las operadoras.

Sin embargo, el camino que se ha tomado empieza a ser cuestionado por algunos grandes desarrolladores como Joe Hewitt. Se sienten atrapados por los grandes monopolios de distribución. No hay duda que las grandes compañías son las que soportan el negocio y facilitan el beneficio mutuo pero también están llevando el agua al propio molino en la evolución del móvil.

El creador de Firebug o de la aplicación de Facebook para iPhone, y uno de los máximos exponentes del desarrollo de aplicaciones nativas, lanza su particular reflexión en su post On middle men y reconoce un futuro basado en ecosistemas de software creados y controlados por gatekeepers:

I do not wish to fight any mobile device makers who want to create a software ecosystem and act as the gatekeepers for that ecosystem. What I do want to fight for is the viability of the mobile web. Developers are rushing to create native apps, meanwhile letting their mobile web apps atrophy (I have certainly been guilty of that myself). Web technology is still relatively weak, and improving slowly.

No hay web móvil y me tranquilizaría saber que no la hay porque se está trabajando en otras alternativas (al fin y al cabo no todas las páginas necesitan una versión móvil).

Pero tal y como se interpreta de las palabras de Joe Hewitt, tampoco una aplicación nativa sustituye a un desarrollo web móvil ni puede convertirse en el centro de interés de toda la comunidad. Sería limitar nuestras capacidades en favor del control y la toma de decisiones de unos pocos.

In short, the mobile web needs better tools, better standards, and better browsers, and it needs them fast, before the only technologies that matter are the ones controlled by the gatekeepers.