Proyectando affordances o affordances invisibles

El concepto affordance fue presentado inicialmente por el psicólogo James Jerome Gibson en 1977. Robert Shaw y John Bransford publicaron en abril de ese año el valioso libro Perceiving, Acting, and Knowing: Toward an Ecological Psychology que incluía precisamente el capítulo de Gibson (capítulo ocho) titulado The Theory of Affordances.

Ahí se recogía por primera vez el concepto aunque posteriormente también volvió a tratarlo en su libro The ecological approach to visual perception. Incluso diría que anteriores trabajos de Gibson sobre psicología de la percepción le permitieron madurar la idea y elaborar su propia teoría.

invisible affordance

Una affordance es el conjunto de actividades que una persona puede realizar con un objeto de su entorno. Visto de otro modo también puede referirse a la propiedad o propiedades de los objetos que invitan a su interacción o que facilitan su uso. También podríamos definirlo como las condiciones previas y necesarias que se deben dar para que una persona interactúe con un objeto.

Hablamos por tanto de percepción, propiedad, contexto o entorno. Dependiendo del punto de partida que adoptemos la definición de affordance puede variar ligeramente.

En 1988 Donald Norman recogió nuevamente el concepto y lo introdujo en el contexto HCI pero modificando algunos de los pensamientos iniciales de J.J. Gibson. Para Norman es importante que el diseñador haga efectivas y perceptibles las affordances para permitir que podamos interactuar con los objetos.

En su momento consideré “disposición” como posible traducción del concepto affordance. Y ahora me reafirmo en ello porque no creo que tenga que ver únicamente con el objeto, con la persona, con el entorno o con el contexto. Creo que es una suma de todo ello alimentado por la necesidad que surge a cada momento.

Considero que hay una disposición tanto del observador, del objeto como del entorno para generar una construcción (no sólo perceptual sino también cognitiva o emocional) adecuada, capaz de otorgar inmediato reconocimiento, sentido y funcionalidad.

Digo esto porque… ¿qué sucede con los usos desconocidos de los objetos que no han sido previstos por los diseñadores, que no han sido percibidos por todos los usuarios y que surgen de una necesidad particular que altera el contexto de uso o el entorno?.

invisible affordance

¿Podrían ser definidas como affordances invisibles aunque resulte una contrariedad?. Incluso podrían ser nuevas disposiciones que vienen dadas por proyecciones imprevistas de affordances imperceptibles hasta entonces.

Cuando pienso en objetos físicos encuentro muchos ejemplos pero cuando pienso en interfaces se reduce todo demasiado. ¿Será porque la percepción y el significado de los elementos que diseñamos son únicos y exclusivos de una situación especifica?. ¿No será que nos estamos cerrando en exceso y trabajamos con interfaces rígidas, imposibles de adaptar a nuevas percepciones, entornos o contextos?.

Jane Fulton Suri de IDEO llamó a todo esto Thoughtless Acts y, a partir de su libro Thoughtless Acts?: Observations on Intuitive Design, comenzó a recopilar imágenes (algunas de ellas forman parte de este post) que fueran capaces de descubrirnos cómo se comportan las personas ante un mundo que no siempre está adaptado a sus necesidades, clasificándolas en:

Reacting:We interact automatically with objects and spaces that we encounter.
Responding:Some qualities and features prompt us to behave in particular ways.
Co-opting:We make use of opportunities present in our immediate surroundings.
Exploiting:We take advantage of physical and mechanical qualities we understand.
Adapting:We alter the purpose or context of things to meet our objectives.
Conforming:We learn patterns of behavior form others in our social and cultural group.
Signaling:We convey messages and prompts to ourselves and other people.

 

El futuro del libro según IDEO

Una vez más la consultora de diseño e innovación IDEO nos presenta soluciones futuras, esta vez relacionadas con los libros electrónicos convertidos en algo más que lectura, algo más que texto, algo más que palabras.

What new experiences might be created by linking diverse discussions, what additional value could be created by connected readers to one another, and what innovative ways we might use to tell our favorite stories and build community around books?

The Future of the Book

Human Centered Design. El diseño como compromiso social

Dos de las organizaciones filantrópicas más potentes de EE. UU, The Rockefeller Foundation y Gates Foundation, se han unido a otras fundaciones, empresas y consultoras de diseño, artistas, diseñadores independientes y fabricantes para trabajar en lo que han denominado Design For Social Impact.

Design for impact social by IDEO

Están convencidos que las aportaciones e innovaciones del diseño pueden generar cambios relevantes en comunidades y entornos sociales. El diseño puede jugar un rol importante en la resolución de problemas complejos para ámbitos tan variados como la educación, el empleo o la sanidad. Buena parte de sus proyectos están dirigidos a comunidades desfavorecidas y países en vías de desarrollo.

En febrero de 2008, The Rockefeller Foundation invitó a IDEO a trabajar en esta línea y explorar vías de colaboración con diseñadores, escritores, profesores, fundaciones, ONGs y otros agentes sociales para demostrar el valor del diseño en lugares con escasos recursos y dificultades para el desarrollo.

Desde entonces su propósito ha sido buscar socios e inversores que además de generar impacto con sus diseños y proyectos, encontraran un lugar donde crecer como empresa y como profesionales creativos, desde la investigación y la innovación.

Con la metodología de trabajo que propone IDEO se rescata una vieja y conocida disciplina que ofrece múltiples ventajas ya que, una vez más, escucha a los usuarios finales de un producto o servicio y aprovecha toda la información que ofrecen para integrarla en el proceso de diseño.

Human Centered Design

Tenemos ejemplos muy atractivos como la Aquaduct, una bicicleta de tres ruedas que transporta, filtra y almacena agua. Un trabajo, que junto al resto de trabajos de IDEO, se convierten en referencias internacionales con numerosos premios en innovación.

Aquaduct

Siguiendo estas propuestas, IDEO ha publicado un conjunto de documentos (hcdtoolkit) que muestran cómo aplicar una metodología Human Centered Design para una población concreta: granjeros minifundistas de África, Asia y Latinoamérica.

El propósito…

Human-Centered Design (HCD) will help you hear the needs of smallholder farmers in new ways, create innovative solutions to meet these needs, and deliver solutions with financial sustainability in mind.

Tres son las fases que manejan: Hear, Create and Deliver. Y sobre ellas van dando los pasos necesarios para recoger información y provocar cambios o transformaciones precisas.

Merece la pena descargarse estos documentos que además de tener una magnífica presentación resaltan las oportunidades de la metodología. Con el HCD se exploran y examinan las necesidades, los intereses o los comportamientos de las personas a las que quieres trasladar soluciones.

Se escucha y se comprende lo que ellos quieren (Desirability) para después analizar las posibilidades técnicas y organizativas (Feasibility) así como la viabilidad económica y de financiación (Viability).

lenses HCD by IDEO

Son las tres lentes por las que debe pasar la aplicación del HCD y llegar así a soluciones concretas.

En cierto modo no se está inventando nada nuevo. Se atiende a un conocido estándar internacional que es la base de cualquier metodología UCD (ISO 13407: Human-centered design process). Sin embargo se recoge y se sistematiza con muy buen criterio y se aportan nuevos conceptos que ayudan a definir un desarrollo pragmático en entornos sociales.

Medir el impacto social siempre fue una estupenda tarea para los diseñadores.