La accesibilidad es parte de la Experiencia de Usuario

Esta frase no desvela un argumento nuevo ni pone sobre la mesa algo que desconociéramos pero creo que nunca está de más recordarlo. La accesibilidad forma parte de la experiencia de usuario y constituye un campo de conocimiento valioso cuyos resultados tienen en cuenta la diversidad y ayudan a satisfacer la necesidad de audiencias específicas.

Léonie Watson escribía hace unos días un magnífico artículo titulado Accessibility is part of UX (it isn’t a swear word), donde profundiza en aspectos relacionados con la accesibilidad y su relación con otros campos de conocimiento, como la usabilidad.

The reality is that accessibility is simply a key part of UX. A truly outstanding digital experience is a fusion of accessibility, usability, creativity and technology. The trick is to weave those things together, and to do that successfully there needs to be a cross pollination of skills and expertise.

The good news is that accessibility is usability under a magnifying glass. If you’re thinking about great usability, the chances are that you’re already thinking about great accessibility too.

Si estás comenzando a trabajar en Experiencia de Usuario, en cualquiera de las profesiones que se integran en UX, te recomiendo que leas este artículo. Aborda aspectos esenciales de la usabilidad y la accesibilidad que no están reservados para unos pocos. Están ahí para todos los profesionales de la UX.

Recomendaciones para una formación UX

Se comenzó a hablar de experiencia de usuario en 1986. Norman y Drapper editaron User Centered System Design: New Perspectives on Human-computer Interaction y en su interior Brenda K. Laurel publicaba Interface as Mimesis (PDF, 1 Mb ) utilizando referencias claras al concepto.

En 1995 Norman volvía a la carga con sus colegas de Apple, Jim Miller y Austin Henderson, presentando un artículo “muy Cupertino”: What You See, Some of What’s in the Future, And How We Go About Doing It.

Todas estas personas (y otras muchas mas) ayudaron a construir las bases para el desarrollo de diferentes comunidades profesionales (arquitectos, diseñadores de interacción, especialistas en usabilidad y accesibilidad…) que hoy trabajan conjuntamente para conseguir que los productos interactivos que consumimos sean útiles, fáciles, cómodos, intuitivos, placenteros…

Sin embargo, cuando te acercas a la experiencia de usuario desde cualquiera de los perfiles profesionales que la integran, la principal recomendación que se suele hacer es que seas autodidacta porque no existe un proceso formativo o un entrenamiento formal que avale tu desarrollo profesional.

Es cierto que contamos con libros, artículos, blogs o personas de referencia con quienes puedes aprender a partir de eventos, cursos, talleres… Pero ni siquiera el aprendizaje por estas vías puede asegurar tu calidad profesional.

Diane Cherie escribía hace un tiempo sobre este asunto destacando que no hace falta una educación formal para ser un buen diseñador UX, entre otras cosas porque los atributos esenciales que definen a un diseñador de éxito están lejos de un riguroso proceso formativo.

1.) Inquisitive nature
2.) Interest in human behavior
3.) Creativity

Se entiende que una cosa no quita la otra. No es que haya que prescindir de la riqueza del diseño o de las buenas ofertas educativas que hay en el mercado y esperar sentado a que te lleguen estas habilidades por ciencia infusa. La práctica constante, la escucha y la atención que puedas prestar a los consejos o experiencias de los demás (sin olvidar la participación) siempre serán un valor añadido que te permita explotar “tu curiosidad, tu interés por el comportamiento humano o tu creatividad”.

No soy de esas personas que recopila consejos insípidos y que los enumera aportando mas dudas a una profesión compleja de entender. Entre otras cosas porque reconozco que explicar qué es la experiencia de usuario es tan difícil como explicar cualquier otra profesión.

No hay una sola definición precisa de tres líneas que facilite la comprensión de todo un campo de conocimiento y, si así fuera, nunca sería suficiente para englobar las líneas de especialización que han ido surgiendo. Incluso puede parecer extraño que haya que integrar la curiosidad, la observación, el interés por el comportamiento humano o la creatividad y además convertirlos en valores primordiales en UX. Pero en dosis adecuadas te aseguro que constituyen la clave del éxito.

Sobre este asunto Fred Sampson (@fsampson), referencia imprescindible de la UX, escribía en 2005 Back to school for UX, un artículo lleno de preguntas sobre formación en HCI y experiencia de usuario. Preguntas que podríamos plantearnos hoy en día y que seguirían sin tener una respuesta clara. Pero entre todas esas preguntas alguna solución:

Where’s UX training coming from? From an assortment of conferences (such as DUX, STC, CHI, UPA) and commercial offerings (for example, HCI International, User Interface Engineering, Nielsen-Norman Group), from books and magazines, from seminars and presentations hosted by various local organizations (STC and UPA chapters, BayCHI, BayDUX, even co-sponsored meetings), from associating with experts, picking their brains, watching them work, sharing perspectives, and working on multidisciplinary teams. Sometimes we’re lucky, and our home society reaches out and reels in a presentation by someone outside our immediate field, as when Silicon Valley STC brings in Jared Spool to discuss usability and user needs for an evening.

Nada nuevo bajo el sol desde entonces. Aprender de los mejores y participar de sus proyectos sigue siendo una gran solución. El gran inconveniente que podemos encontrar en las palabras de Sampson es que el contexto cultural y la evolución de la HCI y la UX en cada país es determinante para el desarrollo formativo y profesional.

En este sentido España no puede quejarse. El nivel alcanzado y la valoración que se hace de los profesionales de la experiencia de usuario en las empresas es muy bueno. Las ventajas de contar con un equipo UX o con diseñadores especializados son tan altas que podemos decir abiertamente que hay oportunidades laborales, las cuales van acompañadas de una oferta formativa muy interesante (dos ejemplos muy distantes pero igual de válidos:desde el lado internacional UX School y desde el lado nacional Programa Vostok o UX Learn).

En definitiva y desde mi opinión:

-El talento se valora y cada vez mas.
-Hay formación aunque todavía falte mucho recorrido y una mayor oferta.
-Las oportunidades laborales existen pero no todos valemos.
-En España hemos sabido diseñar el éxito de la misma manera que hemos diseñado auténticos fracasos. Y de todos ellos tenemos buenos ejemplos con los que aprender.
-Por suerte no tenemos gurús pero tenemos personas con mucha experiencia y con una gran capacidad de comunicación.
-De los encuentros mas informales también se aprende.
-El trabajo en equipo y multidisciplinar sigue siendo un gran reto y un lugar real de aprendizaje.

¿Se te ocurre algún consejo o recomendación para todos aquellos que están empezando?
¿Qué echas de menos cuando se habla de formación UX?

 

 

¿Dónde van mis impuestos?. Visualización de la transparencia frente al 15M

Intentar dar una respuesta a esta pregunta en los tiempos que corren podría significar un serio problema. No tanto porque estemos hablando de datos que no puedan ser revelados como por la dificultad de interiorizar, comprender, interpretar toda la información por parte del ciudadano, especialmente cuando no es entregada adecuadamente.

Presupuestos Generales del Estado

Así, sin dejar de lado el movimiento 15M y los cambios exigidos por la ciudadanía en una democracia escasamente transparente y participativa (es decir en una escasa democracia), el movimiento hacia una accesibilidad de los datos públicos  ya debería haberse planteado hace muchos años.

Asuntos tan elementales como la claridad informativa de un gobierno o la transparencia plena que ahora reclamamos deberían ser características ineludibles de un estado democrático.

La tecnología nos puede ayudar a ser más trasparentes y es una gran mediadora en nuestro difícil proceso transformador de grandes volúmenes de datos. Pero otras veces constituye un problema porque evidencia la facilidad con la que ciertos problemas complejos pueden ser resueltos. Saber, por ejemplo, como se distribuye la riqueza de un país o dónde van a parar los millones de euros que maneja una administración pública serían un ejemplo de ello. Ejercicios de transparencia que hemos perdido por el camino pero que intentamos recuperar diariamente como señala Herbert G. Spencer:

Creo que eso es lo que ha pasado con la transparencia, como concepto y como valor artístico. Ha sido absorbida (para bien, espero) en su totalidad por la sociedad. Como diría Kandinsky, ha llegado a la base del triángulo y hoy es moneda de cambio, casi un commodity. La transparencia ha llegado a la vida diaria como valor que perseguir y construir, al estado como exigencia, a la política como un deber ético y a la administración en general como una estrategia de sostenibilidad.

Toda esa información disponible para el ciudadano pero pocas veces accesible genera automáticamente una ruptura de las garantías democráticas.

Proyectos como AbreDatos, Open Data ChallengeWhere Does My Money Go? en UK y su versión española – realizada por David Cabo (@dcabo ) – titulada ¿Dónde van mis impuestos?, vienen a reclamar precisamente eso. Un mayor análisis y transformación de los datos públicos colocándolos al servicio del ciudadano y mejorando su accesibilidad para alcanzar una imagen real de determinados aspectos políticos, sociales, culturales, económicos…. Por aquí creo que empieza el verdadero compromiso y la transparencia que se reclama en las calles.

abredatosyopendata

Fórmulas valiosas que aprovechan la creatividad y el buen hacer de tantos profesionales. Capturar datos – con todo lo que eso implica – comprender, procesar, visualizar y comunicar.

dondevanmisimpuestos

¿Pero qué gobierno estaría dispuesto a asumir la claridad expositiva de tantos datos públicos?. ¿Cómo dejar que cualquier ciudadano entienda la realidad tan rápidamente?.

La accesibilidad de Google Chrome es más accesible

Si hay algo que se le ha achacado al navegador Chrome con mayor fuerza han sido y siguen siendo sus problemas de accesibilidad.

Tanto es así que, hace unos días, se hacía una petición directa a Google para que mejorase estos errores, dejando así que los usuarios con limitaciones de acceso a la información y al contenido web no encontrasen tantos problemas al usar lectores, herramientas o soportes de ayuda.

La traducción de esta carta la puedes encontrar en accesibilidadweb y, allí mismo, nos informaban de la rápida respuesta de Google con las nuevas actualizaciones y con la invitación a la comunidad de desarrolladores a que participen de un nuevo proceso de mejoras.

A esto podemos sumar la nueva categoría de extensiones sobre accesibilidad que Google anunciaba ayer y donde ya podemos encontrar soluciones para:

-aumentar el tamaño de cualquier texto seleccionado – [ChromeVis]
-navegación web desde el teclado sin necesidad de usar el ratón – [Keyboard Navigation]
-mejoras y correcciones de color para disfunciones como la Protanopía, Deuteranopía o Tritanopía – [Chrome Daltonize!]

En la sección de accesibilidad de The Chromium Projects puedes encontrar más información. Aun así, Google no ha perdido la oportunidad de mostrarnos en vídeo algunas de estas nuevas extensiones.

Imagen de previsualización de YouTube

Hay voluntad para cambiar, hay trabajo de fondo y se facilita la participación.

En consecuencia, podemos afirmar que Google Chrome es más accesible.

Historia de la Tiflotecnología en España

Nuevo artículo en la revista nosolousabilidad titulado Historia de la Tiflotecnología en España, escrito por Xavier Doménech, informático y consultor en administración SAP y accesibilidad.

Se trata de un análisis histórico y evolutivo de la tecnología para ciegos desarrollada, implantada y distribuida en España.

Señala Xavier que el término tiflotecnología fue incorporado al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española en 2008, definiéndose como:

Estudio de la adaptación de procedimientos y técnicas para su utilización por los ciegos.

Interesante lectura y una buena síntesis histórica para el ámbito de la accesibilidad.

De las WCAG 1.0 a las WCAG 2.0

Las Pautas de Accesibilidad al Contenido en la Web 2.0 (WCAG 2.0), según señala la Iniciativa de Accesibilidad Web (WAI) del Consorcio World Wide Web (W3C), están en un momento muy avanzado y, después de convertirse en candidatas a Recomendación en este mismo año, se prevé su publicación final en diciembre de 2008, aunque la esperanza está puesta en el 2009.

Hasta entonces se mantienen los principios, o más concretamente, las técnicas fundamentales presentadas en la WCAG 1.0 que fueron publicados por estas fechas en el año 2000. Hablamos de ocho largos y densos años de trabajo que se espera ofrezcan resultados notables en la creación de sitios web accesibles.

Con el lanzamiento de las WCGA 2.0 se pretende simplificar su utilización y comprensión así como conseguir la adaptación a las diferentes tecnologías. De momento se trabaja con un documento que define las guías de accesibilidad WCAG 2.0 y que fue presentado el 3 de noviembre de 2008 a la espera de pasar al estado de Recomendación.

Roger Johansson publica en 456bereastreet algunos enlaces a documentos y artículos que facilitan a desarrolladores de contenido web, herramientas de autor y herramientas de evaluación la migración o la transición. Cabe destacar:

Comparison of WCAG 1.0 Checkpoints to WCAG 2.0.
Migrating from WCAG 1.0 to WCAG 2.0.