Privacidad e intimidad de un blogger

Con el título Transparency benefits us all, even when it hurts, el periodista americano Jeff Jarvis escribía nuevamente en The Guardian sobre el cáncer de próstata que, recientemente, le ha sido diagnosticado.

Jarvis aporta nuevas reflexiones a su decisión de hacer pública su enfermedad y narrar la evolución de la misma desde su blog.

Desgraciadamente, su popularidad (es autor del libro What Would Google Do? y, entre otras cosas, ha sido columnista en diferentes medios de comunicación) se ha visto ligeramente desplazada hacia un tema que nos invita a reflexionar sobre los límites y el grado de “transparencia” de un blogger ante una experiencia personal.

No es fácil y, ante una decisión así, es lógico que la preocupación del periodista esté, no tanto en los aspectos relativos a su intimidad como en el control de la misma.

Aun así, me surgen infinidad de preguntas sobre la dirección que ha tomado este asunto, sobre el resultado que hubiera producido si el blogger hubiera sido menos conocido, o, por ejemplo, sobre el beneficio que puede generar el relato de su experiencia.

¿Será, como dice el propio autor, que hay más ventajas que inconvenientes y que esta actitud puede beneficiar tanto a quien lo cuenta como a quien decide escuchar y compartirlo?.

By revealing my cancer, I realise benefits, and so can society: if one man’s story motivates just one more who has the disease to get tested and discover it, then it is worth the price of embarrassment. If many people who have a condition can now share information about their lifestyles and experience, then perhaps the sum of their data can add up to new medical knowledge. I predict a day when to keep such information private will be seen by society as being selfish.

4 pensamientos en “Privacidad e intimidad de un blogger

  1. Amigo Sergio,

    creo que contar ese asunto en un blog en una válvula de escapa para Jarvis. Compartirlo con todos sus seguidores (y los que se le sumarán ahora) ayudará posiblemente a que su actitud mejore frente al tema (exteriorizarlo, vivirlo con mayor naturalidad, recibir miles de mensajes de apoyo…). Cada uno asume y vive la enfermedad de una manera muy particular, pero es lógico que alguien cuyo modo de vida es ‘compartir’ sus ideas, se vea personalmente reconfortado al compartir también este problema.

    Yo estoy con él, creo que hay más beneficios que inconvenientes.

  2. Completamente de acuerdo Txuma. Lo curioso es ver cómo evoluciona esto.
    Ya empiezo a ver titulares como “Bloggero fomenta debate sobre enfermedades en Internet”.
    Suena un poco raro pero, por otra parte, quizás sea el altavoz perfecto, la oportunidad para que otras muchas personas que llevan escribiendo años y años sobre enfermedades vividas en primera persona o en un entorno cercano, sean escuchadas también.
    un abrazo.

  3. Entiendo perfectamente lo que ha hecho Jeff. En todas las enfermedades graves, sobre todo si son de carácter infeccioso (aunque no es el caso) es muy importante compartir tu experiencia, exteriorizarla para no caer en depresión, en barrena.

    Si el medio de Jeff es el blog me parece un modo estupendo de exponer sus experiencias, compartirlas, relativizarlas incluso al abrir conversación sobre ellas, y así de paso afrontar con un espíritu vital la enfermedad, aspecto este muy positivo para enfrentarse a este problema.

    Luego, claro, hay gente desocupada en los medios que lanzarán titulares amarillistas sobre su decisión, pero … es su decisión, su enfermedad, su blog. Solo nos queda respetarlo ¿qué si no?

    Saludos ;)

  4. Gracias por tu comentario Fernando. Estoy de acuerdo. Incluso te diría, como ya hice en un post hace un tiempo,el futuro de un blog está directamente relacionado con la existencia de la persona o personas que lo mantienen.

    El nacimiento de un hijo, el cambio de trabajo o cualquier otro acontecimiento pueden alterar el ritmo de tu blog y la ilusión que pongas por mantenerlo vivo.

    En definitiva el blog se convierte en el reflejo de nuestras vidas por más que queramos subtitularlo de otra manera.

    Ahora bien, la repercusión de cualquier decisión también es verdad que está relacionada con el grado de popularidad y con tu perfil como blogger.

    Jeff Jarvis podrá sentirse apoyado por sus lectores pero, dada su condición de blogger activo y tremendamente reconocido, creo que también está en sus manos trasladar ese apoyo a aquellos que sufren la misma enfermedad. Difícil tarea.
    Saludos