Periodismo, periodistas, tweets y twitteros

El microblogging sigue inventando nuevos usos, nuevos estilos, nuevos lenguajes…

La pregunta What are you doing? engrosa la lista de frases celebres de la innovación tecnológica y comienza a quedarse anticuada cuando vemos el ritmo y el rumbo que está tomando todo este asunto.

Las empresas se han apropiado de esta manera de transmitir información; políticos, deportistas, cantantes… aprovechan la brevedad e inmediatez de las microentradas para estar en contacto con millones de personas; instituciones y organismos, públicos o privados, difunden sus comunicados mediante mensajes cortos en cualquiera de las plataformas disponibles.

A día de hoy también podemos publicar nuestro CV o un resumen del mismo, asistir a una prueba de selección de personal, realizar una entrevista, una encuesta. Y todo mediante mensajes de menos de 140 caracteres.

Aun así, hay tiempo para tildar de inútil el 40% de los mensajes que circulan en Twitter. Pero me quedo con aquel párrafo del artículo publicado por Business Week en 2005, cuando el blog era el principal protagonista de la escena:

Ahí fuera hay unos 9 millones de blogs, y cada día aparecen unos 40.000 nuevos. Algunos discuten de poesía, otros de leyes constitucionales, y sí, muchos contienen sólo estupideces (…) si asumimos que el 99,9% de ellos no son útiles para negocios nos quedan unos 40 al día que podrían estar hablando de su negocio, motivando a sus empleados (…).

Entre banalidades, noticias y opiniones hay quien ha sabido aprovechar las grandes ventajas de un servicio como Twitter. Es el caso de Craig Kanalley, alumno de DePaul University de Chicago, fundador de BreakingTweets y TwitterJournalism, dos servicios que recogen toda la información que se lanza en forma de tweet y la convierten en noticia.

breaking_tweets

Algo así como una reconstrucción de la noticia a partir de pequeños trozos de información que, entre otras cosas, permiten organizar y clasificar el última hora en todo el mundo.

Kanalley trabaja como becario en ChicagoNow, propiedad de Chicago Tribune Media Group y fue uno de los cuatro estudiantes de DePaul que cubrió la toma de posesión de Obama, vía Twitter y blogs (D.C. Project), para el Chicago Sun-Times.

Toda su experiencia con los nuevos medios le ha valido para adentrarse en la docencia e impartir en su universidad el primer curso sobre Twitter para periodistas: Digital Editing: From Breaking News to Tweets.

Kanalley junto a otros profesores de DePaul

La intención es formar a los estudiantes en el nuevo panorama digital y ayudarles a evaluar y filtrar el exceso de información manteniendo firmes  los fundamentos y principios del periodismo. Lo cuentan ampliamente en el magazine que edita la propia universidad con decaraciones de profesores que entienden el servicio que da Twitter:

“It’s an interesting tool,” says Lou Rutigliano, an assistant professor in the College of Communication. “It’s getting people who may not have been engaged in the news before. It may be a good way to tap into a new audience and get them to talk about what’s happening in the news.”

Besides interacting with viewers and readers, journalists use Twitter to find sources. “If you’re writing a story about a certain neighborhood and you want to get sources there, you can use Twitter to do that. Overseas, too,” Rutigliano says.

En ValleyWag han publicado el programa de este curso con los puntos que se tratan en cada semana:

Week 1: Introduction.
Week 2: News & Breaking News Online.
Week 3: Verifying Web Sources.
Week 4: Gatekeeping & Aggregation.
Week 5: Citizen Journalists Social Networking & News.
Week 6: Breaking News Exercise.
Week 7: Rise of Niche Journalism.
Week 8: Ethics and the web.
Week 9: Web Journalism Start-Ups.
Week 10: Entrepreneurship & Journalism Future.

Se trata de la primera propuesta formal realizada por una universidad para hablar únicamente de Twitter y sus aplicaciones.

Otras universidades han estado trabajando con Twitter en las aulas, especialmente gracias al empuje de profesores que han visto en esta herramienta una estupenda forma de comunicación con sus estudiantes.

Pero hasta ahora nada tan práctico y directo como la planificación marcada por Kanalley en el College of Communication de DePaul.

Hasta tal punto ha llegado el interés por los blogs, microblogs y las redes sociales que en el Reino Unido se hablaba  de aplicar una reforma de la enseñanza que permitiera la introducción de toda esta temática en las escuelas de primaria.

Veremos donde acaba todo esto porque, sin duda alguna, polémica no le falta.

Los comentarios están cerrados.