La nueva ISO 9241-210 ya no habla sólo de recomendaciones

El estándar internacional ISO 13407 (“Human centred design for interactive systems”) ya ha sido sustituido por la nueva ISO 9241-210 (“Ergonomics of human-system interaction“).

La ISO 9241 vió la luz en la década de los 80 bajo el título “Ergonomic requirements for office work with visual display terminals“. Desde entonces se han sucedido cambios importantes en su estructura y se ha conseguido que su evolución no sólo se adapte a los nuevos mercados, sino también que garantice las características necesarias y deseables (calidad, seguridad, eficiencia, seguridad…) de miles de productos y servicios.

A mediados de 2009 el comité ISO/TC159/SC4 valoró realizar esta modificación y adecuar así la ISO 13407 al resto de normas que son competencia de dicho comité.

La nueva estructura acoge por tanto esta nueva numeración, la 210 que, entre otras cosas, destaca por modificar la forma de asegurar su seguimiento. Se deja de utilizar la amable palabra “recomendación” para comenzar a hablar de “requisito”.

Todo esto lo explicaba muy bien Tom Stewart, presidente del comité ISO/TC159/SC4, responsable de estas y otras revisiones en torno a la ISO 9241:

This is why I am excited about the recent publication of ISO 9241-210, the revision of the human-centred design standard ISO 13407. As I reported in October, the new standard remains largely unchanged, with one major exception. The four key human-centred design activities are no longer just recommendations, they are ‘requirements’. This means that people can now claim that they follow the ISO 9241-210 human centred design process. To do so, they have to ensure that they:

– Understand and specify the context of use (including users, tasks, environments);
– Specify the user requirements in sufficient detail to drive the design;
– Produce design solutions which meet these requirements;
– Conduct user-centred evaluations of these design solutions and modify the design taking account of the results.

Stewart ya advertía que el concepto experiencia de usuario iba a tomar más peso en la nueva norma e iba a ser definido a partir de otros conceptos que ya habían sido abordados por el comité como usabilidad o interacción.

usabilidad y experiencia de usuario by neospot.se

De esta forma el deseo de encontrar en la experiencia de usuario una guía de trabajo y convertirlo en el concepto paraguas tomaba sentido según avanzaban las conversaciones:

In the revised standard we define it as ‘all aspects of the user’s experience when interacting with the product, service, environment or facility’ and we point out that ‘it is a consequence of the presentation, functionality, system performance, interactive behaviour, and assistive capabilities of the interactive system. It includes all aspects of usability and desirability of a product, system or service from the user’s perspective’

El resultado es una renovada norma que se suma a otras cuantas más elaboradas por la ISO como la ISO 9241-11:1998 (Guía de especificaciones y medidas de usabilidad) o la ISO/IEC 9126-1:2001 (Modelo de calidad del producto)

Puedes descargar el Checklist (Doc 310 Kb) de la ISO 9241-210 que ofrece el seguimiento, aplicación y conformidad del estándar.

Gracias a Muriel Garreta y a Enric Mor por la pista.

8 comentarios en “La nueva ISO 9241-210 ya no habla sólo de recomendaciones”

  1. I’d must examine with you here. Which is not something I usually do! I enjoy studying a put up that will make individuals think. Also, thanks for allowing me to comment!

Los comentarios están cerrados.