Evolución en el diseño de velocímetros

Nos pasamos horas viendo o usando objetos cotidianos diseñados por otras personas y pocas veces reparamos en su evolución. El velocímetro del coche es un ejemplo de ello. Nos da una información necesaria para nuestra conducción, lo miramos cientos de veces y solo una vez prestamos atención a su diseño: el día que compramos el coche.

El resto del tiempo cumple su función ofreciendo información constante de nuestra velocidad sin que nos preocupe en exceso si vamos a 121 o 122 kilómetros por hora, por lo menos en el caso de los velocímetros convencionales. Cuando hablamos de los digitales la cosa cambia y se modifica notablemente el concepto de precisión.

A veces se confunde el velocímetro con el cuentakilómetros y, aunque todo está muy cerca, sus significados son bien diferentes. Tampoco creas que voy a profundizar mas en este asunto. No estoy preparado para ello, a pesar de utilizar todos los días un velocímetro y un cuentakilómetros, y es fácil que me pille los dedos con algún otro concepto mas. Además, hay otras personas que lo cuentan mucho mejor que yo.

El diseñador Christian Annyas es un ejemplo. Hace unos meses hizo una recopilación de velocímetros de la marca Chevrolet desde el año 1941 hasta la fecha y, aunque no llegó a recoger todos los modelos, parece que la conclusión de su evolución puede observarse en la siguiente imagen y en el texto escrito por Annyas:

velocimetros de la marca Chevrolet

Speedometers are those kind of items you look at thousands of times during your life, without ever really noticing. You notice the speed, not the meter. And if you do notice the meter chances are you don’t realize someone actually designed it. The company probably even did some research beforehand. Research regarding the readability of typefaces, the right size of the numbers and the space between them.

Nada nuevo en los últimos 70 años, excepto algunos cambios tipográficos, distancias entre numeraciones o tamaños. Incluso llegados a la era de los velocímetros digitales, el diseñador señala que se ha perdido legibilidad y las posibilidades de confundir un número con otro (0,6,8) son enormes, dada la rapidez con la que revisamos la velocidad.

velocimetro digital de Chevrolet

¿Será necesario rediseñar los velocímetros?. Si hiciéramos esta recopilación a partir de otra marca de coches, ¿obtendríamos resultados similares?.

¿Cuántos objetos están ahí, en nuestra vida diaria, y nunca han sufrido innovaciones, cambios o evoluciones significativas?.

¿Te pongo otro ejemplo pero, esta vez, de artefacto evolucionado?.
El termostato doméstico.

 

 

6 comentarios en “Evolución en el diseño de velocímetros”

  1. Hay algún proyecto de investigación que ha trabajado en la posibilidad de enriquecer la información que aporta el velocímetro, por ejemplo mostrando gráficamente la velocidad recomendada y la velocidad legal.

    Sin duda hay posibilidades de mejora, pero sobre todo por la vía de enriquecer la información, más teniendo en cuenta que el velocímetro suele estar en una de las zonas de mejor visibilidad para el conductor.

    Es interesante también el tema velocímetros analógicos (más comunes en Europa) vs digitales sólo numéricos. Los analógicos, o de aspecto analógico, siguen teniendo algunas ventajas, como que al valor numérico de suma la referencia espacial de la aguja en la escala o que no hay más precicisión de la requerida. En los buenos diseño se situan valores clave como los 50 km/h, 120 km/h en posiciones que falicitan la localización: los cuadrantes. En un reloj de agujas sin escala en la esfera es mucho más fácil saber cuando son las 12:00, 6:45, etc.

  2. Gracias Alberto por tu aportación. Como bien dices, posibilidades de mejora existen pero la pregunta es: ¿no se quiere innovar o las investigaciones realizadas al respecto vienen a confirmar que el diseño más eficiente es el que siempre hemos manejado?.
    Tengo mis dudas.
    Saludos

  3. Hace poco hablábamos del icono del puntero en los ordenadores. Desde que existe, el ordenador ha cambiado muchísimo, pero ese icono ha resistido el paso de los años manteniéndose básicamente igual a diferencia de los iconos de espera, por ejemplo. Y el cursor de escritura, lo mismo con muy sutiles variaciones.

  4. Muy interesante, es cierto que los velocímetros casi no han cambiado visualmente a lo largo de los años.

    Pero se han buscado otras zonas del vehículo donde ubicarlos con el fin de facilitar la atención en la conducción, por ejemplo, en el propio parabrisas a través de lo que se conoce como Head-Up Display (HUD), donde se proyecta, de forma duplicada, la velocidad y otras informaciones del panel y que se superpone con la propia imagen de la carretera (http://www.motorpasion.com/tag/hud). Sin embargo, son muchos los estudios que han tratado de investigar si los HUD realmente reducen la distracción al evitar que los conductores desvíen la mirada de la carretera o por el contrario generan efectos negativos como el llamado túnel cognitivo.

    Por otro lado, los velocímetros también sirven de base para mostrar otras informaciones relacionadas con la velocidad, como la activación del control de crucero (http://www.bmw.com.my/com/en/newvehicles/7series/sedan/2005/allfacts/ergonomics_acc.html) o, recientemente, avisos relacionados con la conduccion ecológica (http://www.honda.it/nuovahondajazz2011/hybrid.html). Esto iría en la línea de enriquecer, como decía Alberto.

    También se investigan formas eficientes de apoyar al conductor en la adopción de velocidades seguras a través de sistemas de ayuda a la conducción que actúen sobre el pedal del acelerador, bien por medio de vibraciones o de una resistencia en el pedal (http://picasaweb.google.com/lh/photo/9C3YZSEa7A-NKhkHhfIAJg).

    Se busca así favorecer en el conductor comportamientos seguros y ecológicos. Así que, quizá el futuro pueda albergar nuevos diseños de velocímetros (o, desde una perspectiva más general, de la información de velocidad) en base a resultados de investigaciones como las mencionadas.

Los comentarios están cerrados.