El futuro de las ciudades y la sociedad en red

Vídeo realizado por Ericsson que explora el desafío de las ciudades y las oportunidades de desarrollo e interacción que vivimos en la sociedad en red.

Diferentes expertos como el físico Geoffrey West; Carlo Ratti, Director of MIT’s SENSEable City Lab; Mathieu Lefevre del New Cities Foundation; Elaine Weidman, responsable de Ericsson o Nigel Jacobs, de la Office of New Urban Mechanics de Boston, ofrecen su visión particular sobre el cambio social y la influencia de la tecnología y las comunicaciones en la evolución de nuestras ciudades.

Negocios que marcan la diferencia

¿Es posible construir empresas desde el cariño?.¿Es posible atender al detalle, a la organización, al cliente, sin perder de vista los objetivos de negocio?. ¿Cabe la posibilidad de vivir haciendo lo que mas te gusta, sin prisa y comprendiendo cada paso que das?.

La semana pasada descubrí el siguiente vídeo gracias a Jon Hicks y me surgieron cientos de preguntas similares. Revisé el site de la empresa que ha lanzado el vídeo, 718 Cyclery, y comencé a comprender muchas cosas.

Our shop is our home. Everything that we’re all about is reflected in our shop. From the open floor arangement,, it’s organization and its feel, we have made sure that our message of collaboration and openness is transmitted here.

Alguien que habla de esta manera y que define lo que hace con tal claridad no es dificil que tenga éxito.

I do what I do without arrogance or attitude, and run my shop the way that I would want my family to be treated

El ejemplo de Joe y su tienda de bicicletas dice mucho de la situación que estamos viviendo actualmente.

Desde hace ya unos años considero la especialización como uno de los factores determinantes para sobrevivir a la vorágine de los negocios. En algunos sectores, con determinados productos y atendiendo a entornos y lugares específicos, esta cuestión es clave y es una forma muy válida de marcar la diferencia. Hay un mundo de posibilidades pero la gente se cierra en banda, no se arriesga y se aprovecha de la comodidad que le da aquello que ya tiene o que ya existe. Soy el primero en sufrirlo y en reconocerlo.

“Intentar ser el mejor” no es una máxima de muchos de los negocios que visito a diario. En su interior encuentras gente desmotivada, sin ilusiones, que te atiende de cualquier manera y que, con dificultad, te ofrece un “buenos días” o un “buenas tardes”. Por eso aquellos que marcan la diferencia, aunque solo sea con un saludo amistoso y entusiasta, tienen mucho que ganar.

No es tan difícil marcar la diferencia pero nos empeñamos en hablar única y exclusivamente de dinero para definir el éxito de un negocio.

Ampliando la interacción con dispositivos: iWatches

A estas alturas supongo que ya conoces el último iPod nano, el pequeño reproductor multimedia de Apple que ha marcado un nuevo avance en los dispositivos del mercado, en este caso reproductores MP3 y MP4.

Si has observado cómo la gente hace uso de este nuevo iPod en diferentes lugares o transportes, habrás podido apreciar que todo se reduce a un manejo endiablado del dispositivo con un solo dedo. Suficiente para pasar canciones, reproducirlas, visualizar albumes o realizar una búsqueda en un listado infinito.

Del “multi-touch”, muy útil en ciertos contextos, hemos pasado al “touch,tap,double tap, drag, flick…”, conceptos inherentes al uso de este nuevo dispositivo. En definitiva, interacción rápida y efectiva ajustada a las necesidades del usuario y a las prestaciones de esta minipantalla.

iWatch

De todo esto se deduce que muchos de nosotros manejaremos pronto este tipo de pantallas, ya que la evolución tecnológica se ha convertido en una montaña rusa de tamaños.

Las últimas propuestas de gente como adr-studio (con un curioso y singular portfolio) o Sony Ericsson parecen mas consistentes y nos alumbran un camino que pronto podría convertirse en realidad. Incluso es un camino que muchos otros estudios, empresas y grandes compañías ya han estado probando, bien como opción complementaria a un producto ya existente o como introducción de un nuevo concepto.

Smartwatch

Imagen de previsualización de YouTube

iWatch

Imagen de previsualización de YouTube

Tecnología táctil y multitáctil en nuestra muñeca con propósitos y contextos muy definidos pero con un potencial de posibilidades infinito.

Si en el caso de grandes pantallas veo inconvenientes demasiado evidentes para hablar de progreso en esta línea, para pequeñas pantallas el futuro más cercano parece claro que se viste de iWatch, smartwatch o,simplemente, de reloj táctil/multitáctil.

 

Evolución del diseño de interacción en apps. El caso Clear

Francisco Inchauste (getfinch) hablaba hace un par de días del futuro de las interfaces y lo hacía tomando como ejemplo el último trabajo de Phill Ryu y David Lanham en Impending. Este estudio prepara el lanzamiento de Clear, una nueva to-do app que presenta interesantes novedades.

Sus creadores se han esforzado por salirse de las convenciones, reglas y principios ya establecidos en interfaces, interacción y uso de apps.

“I think the important thing is to never take anything for granted and question everything — all the known interface design conventions, the clichés and rules of the genre.” said Ryu. “These are formulas, and to us formulas are just a fancy way of describing the rut you’re stuck in.”

Siguiendo la línea del Getting things Done (GTD) de David Allen, presentan un diseño y desarrollo que, en su opinión, le da una vuelta mas al lenguaje visual e interacción sobre pantallas táctiles.

Clear App

Clear App

Claridad, simplicidad, orden, además del manejo y gestión del contenido y la navegación a partir de una definida colección de gestos multitáctiles.  Como ha sucedido en todas las areas, ha llegado el momento de comenzar la reducción razonada de elementos y aprovechar  la combinación de principios de diseño para garantizar la máxima funcionalidad de los productos y servicios que entregamos. No lo llamaría futuro todavía. Lo llamaría “gestión y optimización de la experiencia de uso atendiendo a los detalles”.

There´s nothing bigger than the little things (Milen Dzhumerov)

Tendremos que esperar a mediados de febrero para descargar Clear desde la App Store que, en principio será gratuita, aunque contará con funcionalidades añadidas para cuentas Pro.

 

¿Dónde están las nuevas ideas?

Bill Taylor,cofundador de Fast Company, hace una interesante reflexión en el blog de Harvard Business Review que paso a resumir en preguntas. Preguntas tan directas como el título de dicha reflexión:

¿Estás aprendiendo tan rápido como el mundo está cambiando?.

1- ¿Eres capaz de dibujar el futuro y captar nuevas ideas que te permitan ir mas allá de tu competencia?, ¿de dónde provienen esas nuevas ideas?.

So if you want to learn faster, you’ve got to think differently about where new ideas come from

2-¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?, ¿crees que las nuevas ideas surgen desde tu campo de conocimiento?.

If you want to learn faster, look and live more broadly

3-¿Reflexionas sobre ideas que se han formado en tiempos pasados desde otras disciplinas (filosofía, psicología, sociología…)?.

…the best source of new ideas in your field can be old ideas from unrelated fields.

Ideas that are routine in one industry can be revolutionary when they migrate to another industry,…

4-¿Con quién y de quién aprendes? ¿Con quién experimentas nuevas ideas?¿las compartes?

the hidden genius locked inside your company, the collective genius of customers, suppliers, and other smart people who would be eager to teach you what they know if you simply asked for their insights

Me gusta la reflexión de Taylor porque es capaz de resumir,en pocas palabras, cuestiones, ejemplos y formas de aprendizaje que te pueden ayudar a plantear nuevas estrategias para un producto o para tu empresa.

Pueden parecer básicas pero si las piensas bien, verás que muchas veces nos olvidamos de ellas. Quizás por eso, porque son básicas.

 

Abandonemos la noción de "página web"

Disculpen el extremismo manifiesto de esta frase pero no estoy intentando hundir ningún barco. Aligero la carga que llevamos a nuestras espaldas desde hace años y con la que, a estas alturas, yo me siento algo incómodo.

Cuando pensamos en “páginas web” establecemos criterios de definición, arquitectura, composición, maquetación… que parten de la idea “página en blanco” para crear y construir. Pero ¿qué pasa cuando, de repente, el ancho de tu página no es fijo?. ¿Qué pasa cuando los contextos de uso de una supuesta página se amplían?. ¿Qué pasa cuando la interactividad adquiere mayor relevancia?. El concepto “página” comienza a difuminarse, pierde su sentido pero, sin embargo, lo seguimos utilizando de la misma forma que “colgamos el teléfono” o “tiramos de la cadena”. Con el añadido que en nuestro caso condiciona nuestro trabajo.

A veces rellenamos espacios que creemos controlar pero el futuro no lo podemos pintar así. El futuro se viste de contenido adaptable, modificable, flexible, que se acomoda a diferentes espacios, que podemos seguir integrando en un documento llamado página (definición de la RAE: Documento situado en una red informática, al que se accede mediante enlaces de hipertexto) o web pero que ya no trabaja con esa noción original.

Insisto. No estoy cuestionando el concepto que utilicemos. Eso tiene fácil solución. El problema es el enfoque que damos a nuestros productos o servicios interactivos a partir de la definición formal y del modelo mental que todos manejamos.

Buscando “aliados” que defiendan argumentos sobre esta idea he dado con Mark Boulton, cofundador de Five Simple Steps y autor de Designing for the web. Sus explicaciones en este sentido son muy claras:

Binding content to the book is what all good book designers do. To do this, they use Canons of Page Construction, or other principles to design grid systems that, when populated by content, create that connection. But with all paper-based design, they start with paper. Paper that has edges, ratios that can be repeated. A canvas. And here’s the thing. Creating layouts on the web has to be different because there are no edges. There are no ‘pages’. We’ve made them up.

Quizás sea necesario profundizar mas en estos argumentos y dedicar mas reflexiones digitales pero como dice Boulton, el momento es ahora. Tenemos que empezar a librarnos de ciertas ataduras que condicionan nuestros proyectos.

Todo esto creo que enlaza muy bien con un post que dejé por aquí hace un tiempo sobre la simplicidad y la curación de contenido. En aquel momento se insistía en la necesidad de dar máximo sentido a nuestro contenido. Ahora el objetivo vuelve a ser el mismo y se refuerza con una nueva idea:

Don’t start from an imaginary page