El diseño web es diseño de experiencias

Hace un mes Andy Rutledge hablaba de diseño web y de diseño de productos en su blog. Con cuatro párrafos me dejo pensando en muchas cosas sobre los temas que aquí se abordan. Guarde la referencia y hoy la vuelvo a recuperar porque creo que cada una de sus frases tiene mucho sentido, dice mucho de nuestro trabajo.

Web design is product design. Drawing a picture of the product is not designing the product. Web design is experience design. Drawing a picture of on-screen content or mechanism behaviors is not designing the experience. The functioning html/css (and sometimes JavaScript) is the design.

A este post añado otro post altamente recomendable de Luis Villa, del mismo mes de agosto, que toca la esencia de otros muchos asuntos relacionados con el diseño de experiencias y con la construcción de experiencias de uso.

Esto ya no es válido: en internet, la Promesa, lo que se comunica al cliente, se funde con el Cumplimiento, que es la experiencia del usuario, una vivencia de primera mano y que es difícilmente manipulable.

La marca no es un logotipo, un pantone o una tipografía. La marca es la historia que cuentan de tí tras haber interactuado contigo, no importa el canal. Sea web, sea una tienda, sea un Call Center. Se asocia a una experiencia, a una conversación en la que no aparecen logos ni pantones.

La suma de posts, de entradas desconectadas aparentemente unas de otras han sido siempre una fuente de información valiosa para todos. Pensamientos, reflexiones y experiencias sobre la experiencia que se complementan y que no deberían perderse (toma nota del consejo-tagline de Luis), ni reducirse a 140 caracteres, ni a 100 ni a 2.

En este caso dos entradas fabulosas suman cientos de reflexiones ramificadas que a su vez facilitan el discurso sobre aquello que construimos día a día.

Nueva QDQ

QDQ estrenó ayer un nuevo diseño web e hizo explotar en Internet el color azul de su marca así como un mensaje claro y directo: más local, más social y con más contenido.

new QDQ

Se trata de un rediseño que he vivido relativamente cerca gracias a Álvaro (@kremaster) y que ha contado con un gran equipo, capaz de concebir a medio plazo la idea de un nuevo QDQ.

En su momento, el traspaso de este producto (de la guía en papel a Internet) ya fue un salto importante en un sector que ha vivido años del soporte físico. Pero el reto que se habían marcado ahora era consolidar sus servicios en Internet y que mejor manera de hacerlo que potenciando su «alianza» con las PYMES para que éstas sean más visibles en el mundo online.

Reconozco en este último argumento una gran estrategia de negocio ya que Internet a veces es un territorio demasiado hostil para las pequeñas y medianas empresas. Pero QDQ Media ha sabido aprovecharlo ofreciendo una gran cantidad de productos y servicios que pueden ayudar a aumentar presencia, notoriedad y ventas.

Ahora, con el rediseño ya publicado y analizándolo en detalle, vemos cambios significativos:

Negocios humanos: Se habla de personas (ya era hora).

-Optimización de la tecnología y la geolocalización para llegar a un entorno cercano, local.

-Notable mejora del sistema y los procesos de búsqueda.

-Aumento del contenido relevante que beneficia tanto a clientes como a usuarios.

-Recomendaciones, favoritos, cupones y diversas formas de compartir en redes sociales.

Supongo que irán apareciendo nuevos cambios y se irán observando incorporaciones y mejoras en este rediseño que como se puede observar atraviesa el lado humano y tecnológico a diferentes niveles.

En Sonesu puedes encontrar una revisión más exhaustiva de la nueva QDQ con una propuesta que también comparto para la home (aunque significaría reconsiderar el tema fotográfico y volver a ubicar el historial de búsquedas):

propuesta QDQ

Revolución online para un gobierno que quiere hablar con el ciudadano

No sería una gran sorpresa para nadie advertir de la complejidad y confusión que generan habitualmente los servicios administrativos online de algunos países. En España la situación podríamos calificarla de tormentosa y en algunos casos caótica.

Me arriesgo a afirmar que un porcentaje elevado de usuarios de los servicios de la administración no se sienten cómodos realizando transacciones a partir de las cientos de páginas que gestionan departamentos, áreas, secretarías, ministerios… entre otras cosas porque la accesibilidad, los procesos o la apariencia en muchos casos no se han cuidado ni se han preparado para atender a todos los usuarios-ciudadanos.

En términos generales, localizar servicios o entender el lenguaje empleado suele ser un fracaso constante y la experiencia de navegación no es tan positiva ya que después de varias páginas visitadas sueles terminar en el lugar equivocado.

Menú aeat

Acabamos generando «rituales de interacción» que son los que nos garantizan un acceso directo a servicios que usamos habitualmente y que después de aprenderlos ya no deseamos alterar para evitar el error.

El problema es que a medida que un gobierno va introduciendo tramites o servicios online en los actuales sistemas las posibilidades de iniciar una construcción más coherente van difuminándose. Es como tener un seiscientos y comenzar a ponerle extras o tunear toda su carrocería, aun sabiendo que al motor no le quedan muchos años de vida o que no sube las cuestas porque no puede con el peso de la gran familia que lo utiliza. Todo el dinero empleado en ir introduciendo mejoras no soluciona el problema de fondo: cambiar de coche.

Quizás por todas estas razones comenzar a plantear un único site donde acudir para resolver cualquier gestión, trámite o servicio online, anteponiendo las necesidades de los ciudadanos a las densas estructuras administrativas, no es una idea descabellada. Tanto es así que desde el lado teórico y práctico ya se ha hecho y se llama Alpha.gov.uk (@alphagov).

An unfinished experimental proof of concept of what the UK Government could do with just one rather than many websites

Este proyecto me parece digno de mención porque se sustenta en el esfuerzo de un conjunto de profesionales que, basándose en una lista de recomendaciones (revolution not evolution) y continuando con un prototipo, han alcanzado una línea de propuestas que el propio gobierno de una nación ya empieza a debatir (aunque por desgracia sea condenando nuevamente el sistema a los feudos actuales).

alpha.gov.uk

A grandes rasgos el prototipo ha buscado centralizar en la home los accesos más comunes y añade un atractivo buscador que permite el acceso directo a un servicio, departamento o simplemente la localización de contenido relacionado con algún concepto. El sistema asume que:

– La gente comienza utilizando un motor de búsqueda,

-busca reducir al mínimo el tiempo que pasa en el sitio web de un gobierno o administración,

-no entiende su estructura.

El resultado es la búsqueda de un solución simple a un problema complejo:

Government should take advantage of the more open, agile and cheaper digital technologies to deliver simpler and more effective digital services to users.

Pero siguiendo esas directrices la home no es la única que soporta el peso de todo el proyecto.

It’s all about the nodes, aka landing pages, and what lives at them, not the hierarchy of the website that they live on.

Many commercial websites live or die by the effectiveness of their landing pages, and the same applies to government.

Toda la propuesta está fundamentada, ha llevado un trabajo profundo haciendo uso de metodologías DCU y se ha materializado en un prototipo «alfa» que se declara a sí mismo erroneo, inconsistente e impreciso. Pero está ahí, obteniendo feedback constante.

Una gran ayuda para enfocar este asunto por el buen camino.

Citas y anotaciones sobre diseño

Quotes on Design es un producto más de Chris Coyier, creador de CSS-Tricks.

Con una apariencia sobria y manteniendo el color y ese fondo «puntillista» que caracteriza algunos otros sitios de Coyier, se muestran citas celebres y frases memorables sobre el diseño, los diseñadores y la profesión.

Quotes On Design

También da la posibilidad de añadir citas y así ampliar la enorme lista que ya tiene.

Fuente | Spined