Pinterest.Carta de su fundador

Lo confieso. Hace tiempo que estoy enganchado a Pinterest. No hago muchos “Pins” y mis “Boards” necesitan todavía más contenido. Pero disfruto viendo el material que los demás colocan en sus “tablones”.

Inspiración, creatividad, ideas frescas, artefactos y objetos imposibles, fotografías espectaculares… En este lugar se almacenan cientos de documentos visuales que se caracterizan por su extravagancia, funcionalidad, calidad…

No sé si conservará este estilo con el paso del tiempo y con el crecimiento en número de usuarios pero de momento seguiré ahí observando y participando en la medida de lo posible.

Ayer el equipo de Pinterest, liderado por Ben Silbermann (@8en), envío una carta a todos los miembros, a modo de agradecimiento, por los dos añitos cumplidos desde la ideación y creación del sitio.

Two years ago, I was sitting with my family on Thanksgiving Day trying to come up with a name for a new website I’d been working on with my friends Paul and Evan. My girlfriend Divya (now my wife!) suggested “Pinterest” after watching a commercial starring The Most Interesting Man in the World. Four months later, we sent an email to our friends and family to try out Pinterest.

It has been rewarding and exciting to watch Pinterest grow from a site used by just a few dozen friends, to a community with millions of creative and passionate people. It’s humbling to see people using Pinterest to redecorate their homes, plan family dinners, or just find a little daily inspiration.

As our team here in Palo Alto heads home for Thanksgiving, we wanted to say a big thank you for joining Pinterest during these early days. We know there have been bugs and hiccups. There are times when the site is slow, or an occasional pin goes missing. These are problems that we experience first-hand, and we’re working hard to get them fixed.

Despite growing pains, we’ve been amazed by the ever- upbeat and positive Pinterest community. We know there’s a lot of work ahead of us, but we’ve never been more excited or optimistic. We hope you’ll continue sending us your suggestions and inviting your friends.

From everyone here in sunny Palo Alto, thanks!

🙂

– Ben & the Pinterest Team

Posiblemente, una vez leída la carta (o más bien ojeada), la hubiera tirado a “la papelera” como acostumbro a hacer con los correos de este tipo que recibo de todos los productos, servicios, herramientas, aplicaciones a las que estoy suscrito.

Pero en esta ocasión no lo he hecho. No he ojeado el escrito. Lo he leído dos veces e incluso me lanzo a hablar de él. La razón es muy simple: está escrito con sencillez y habla de ilusiones, de retos compartidos e incluso de errores cometidos.

Para mi constituye un ejemplo de cercanía, de cordialidad y, en cierto modo, siento que es un discurso bien dirigido, sin exceso de formalidades y con una buena dosis de humildad.

Me encantaría que este ejemplo fuera el síntoma de un cambio en la gerencia, dirección o gestión de empresas e instituciones. Pero si hablo de ello es porque en contadas ocasiones se siente esta cercanía.

Ya no me refiero únicamente a aquello que se dice y se comunica a los usuarios de un producto o servicio. Me refiero también a la estructura de relaciones, canales y formas de comunicación que se establecen de forma interna.

Por ejemplo: ¿Cuánto hace que no hablas con el director general, CEO, jefe, presidente… de tu empresa?. Ah! ¿qué nunca has hablado con él?. ¿Nunca?. ¿Nunca “ha bajado” a verte?. ¿Nunca te ha preguntado qué tal estás, qué tal en la empresa o qué te parece el último producto o servicio lanzado?. ¿Nunca te ha escrito una carta cómo la de Ben? ¿Nunca has tenido ocasión de intercambiar un “hola”?. ¿No sabe cómo te llamas?. ¿No sabe quién eres?…

Houston, tenemos un problema!.

Opacity Design Group

Opacity es un estudio de diseño canadiense que comenzó a funcionar en 2001 y que, a día de hoy, ha conseguido posicionarse y mostrar en su haber un portfolio digno de admiración.

Opacity design group

Proyectos editoriales, identidades visuales, portales y sitios web, diseños impresos de diversa índole o aplicaciones para dispositivos como el iPhone son sus puntos fuertes.

Pero todo lo hacen con mucha limpieza, sin olvidar la sobriedad, e imprimiendo la fuerza necesaria a cada elemento incorporado en una interfaz, imagen o material impreso. A esto hay que sumar la elegancia de su página, de navegación clara y fluida sin perder calidad e interés en la presentación de cada uno de los proyectos.

Opacity Design Group

Opacity Design Group

Bibliothèque Design

Bibliothèque es una consultora londinense de diseño especializada en branding, identidad visual, packaging y diseño de exposiciones que, según nos cuentan en The Strange Attractor, acaba de lanzar nuevo sitio web.

Destacan sus exposiciones sobre Dalí, Le Corbusier o Dieter Rams, trabajos editoriales como el diseño de la obra How To Be a Graphic Designer Without Losing Your Soul o los flyers para la London Sinfonietta.

Exposición de Le Corbusier

Bibliotèque

Pero son sólo un ejemplo de un extenso conjunto de proyectos donde predomina la limpieza de formas, la elegancia y sencillez en el uso de colores y la creación de composiciones muy inspiradoras.

Bibliothèque

Bibliotèque

Shell Electric Storm by Bibliothèque

Tú y tu sitio web sois lo mismo

Desde SmyWord relataban a principios de año una mala experiencia de compra por Internet que seguramente muchos habremos sufrido en algún momento. Toda la historia quedaba resumida en: Te quiero pagar pero no me dejas.

Realizar un pedido, proceder al pago y recibir de forma inmediata una confirmación de dicho pago, constituyen pasos incuestionables que, hoy en día, cualquier usuario espera obtener de aquella empresa en la que está confiando su dinero. Pero parece que en muchos casos estos asuntos se descuidan y obligan finalmente al cliente a perder el interés por la compra.

Puede parecer una perogrullada pero me ha encantado esta reflexión de Gabriel Smy. A diferencia de hace unos años, cuando todos pensábamos en las dificultades, los inconvenientes y la gran incertidumbre que representaba que un proceso llegará a buen puerto, hoy por hoy, la evolución tecnológica y su cercanía a nuestro entorno más inmediato, han marcado un cambio importante en la mentalidad del consumidor online.

Si antes podíamos cuestionar la fragilidad de un sistema o una aplicación, ahora todas estas dudas se han despejado y sabemos reconocer rápidamente cuando una empresa, una institución o una organización se han olvidado de solucionar los errores más relevantes y visibles.

Lo más terrible de todo esto es que, al final, para cualquier cliente, lo quieras o no, tú y tu sitio web sois lo mismo.

If visitors to your site find broken tools and errors, they don’t assume, ‘never mind, technology gets the better of everyone occasionally.’ They assume: these people are rubbish.

If there is a spelling mistake on your web site, customers don’t say, ‘oh look, an error slipped through the spell check on this page’. They say: this company is stupid.

Desgraciadamente, como decía al principio, esta experiencia la estamos sufriendo día a día y la forma que tenemos de volcar nuestra irá no es echando la culpa al sistema. Personificamos los errores, atribuimos la incompetencia a una marca y podemos hacer extensible esta incompetencia a otras acciones que dicha marca realiza en otros medios, canales o sistemas de distribución.

Por lo tanto, cuando descuidas una parte del sistema todo se viene abajo y la gente deja de confiar en ti, básicamente por esa incompetencia que solo una vez, y cuando pensabas que nadie te miraba, demostraste.

¿Qué necesitas saber sobre Personal Branding?

Hace más de un año hice referencia a un e-book publicado por Chris Brogan sobre Personal Branding. Un trabajo muy conciso pero muy útil para mejorar las estrategias de comunicación de tu marca personal y generar confiabilidad, consistencia y visibilidad.

Ahora descubro el e-book Personal Branding (PDF, 724 Kb), escrito por Colin Wright, que forma parte de una serie que ha denominado “The least you need to know”.

Personal Branding cover

Este libro gratuito de 50 páginas transmite ideas y reflexiones muy complementarias a las que ya introdujo Brogan, pero las desarrolla con ejemplos y experiencias que hacen la lectura amena y comprensible.

El autor no duda incluso en dar respuesta a problemas relacionados con el aspecto físico, la ropa y la imagen personal en su conjunto. Al fin y al cabo son aspectos que  forman parte de la construcción de nuestra marca y que no debemos perder ni olvidar.

Es evidente que la percepción que los demás pueden generar de uno mismo no se construye solamente en Internet. Está en el día a día, en las relaciones interpersonales, en nuestros pensamientos y sentimientos…

Hoy en día aprovechamos el mundo online para promocionarnos, para extender y ampliar nuestra red de contactos y para seguir mejorando nuestra reputación. Pero esto no es más que una proyección que debe guardar la máxima coherencia con los valores, destrezas y peculiaridades que desarrollamos en nuestra realidad cotidiana.

Gracias a trabajos como el de Colin o el de Chris puedes aprender a reflejar adecuadamente quién eres y cómo puedes llegar a ser valioso para los demás en ciertas áreas, mercados o empresas. Por otra parte, saber como puedes marcar la diferencia, cómo puedes ser más y mejor valorado o conocer las claves para mejorar tus relaciones profesionales seguramente sea una de tus mejores inversiones.

El significado de los objetos significativos

Es posible que haya un secreto entre aquello que compramos y quiénes somos, como dice Rob Walker. El problema para este columnista del New York Times es descubrir como se entiende esa relación y cuáles son las variables que influyen.

Su experimento Significant Objects no deja de ser una prueba más del interés de este periodista y de su colega Joshua Glenn, autor del libro Taking Things Seriously: 75 Objects with Unexpected Significance, de valorar la influencia de la narración, las historias que rodean a los objetos, el valor subjetivo de los mismos, ya que determina un posible crecimiento de su valor objetivo.

Significant Objects logo

Algunas de las preguntas que se han planteado son:

-¿Añadir un relato de ficción a un objeto hace que aumente su precio?
-¿Tendrá más valor si le adjuntamos una historia convincente, creíble?
-¿Cómo afectaría la historia a la venta del objeto utilizando un entorno online como eBay?

Con estas y otras cuantas preguntas comenzaron el experimento. Pidieron a reconocidos escritores que contaran una historia acerca de un objeto, comprado en un mercadillo o en una tienda de segunda mano a un precio irrisorio.

A continuación dicho objeto, acompañado de la historia, es subastado en eBay. Al comprador final se le envía el objeto con una copia impresa del texto creado. Al autor de este último se le hace entrega de los ingresos procedentes de la venta y sigue conservando la autoría.

Su funcionamiento ha sido muy sencillo y algunos de los resultados han aumentado “de forma significativa” el precio del objeto. Por ejemplo, gracias a la historia escrita por Stewart O’Nan, un plato bandeja con forma de pato que costó $3 fue vendido por $71.

Significant object: Duck Tray

Ahora quieren que todo el mundo pueda participar del experimento. Por eso, junto a Slate, han lanzado un concurso para seguir construyendo historias. Las bases son las siguientes:

You’ll write a short story (500 words or fewer) in which this object plays an important role. (Please do not make reference to the fact that the object is being sold on eBay, and do not mention the penny that appears in the photo for scale — the story’s plot should be independent of the project’s context.) The stories must be e-mailed to Slate (slatesignificantobjects@gmail.com) by Oct. 16 at 5 p.m. Please also tell us your full name and the city and state you’re writing from. All submissions may be quoted — and attributed to their author — in a follow-up article on Slate announcing the winning entry.

Aquí tienes el objeto: una hermosa jarrita con brochita incluida para la salsa de barbacoa. ¿Cuánto crees que podrá aumentar su precio si le añadimos, simplemente, una gran historia?.

Significant Objects: a barbecue sauce jar