Un nuevo e-book sobre web 2.0.

A partir de un mail enviado por Bankinter me enteré hace ya unos días del nuevo e-book publicado sobre web 2.0 por la Fundación de la Innovación Bankinter, con la colaboración de Accenture.

Con el título Web 2.0: El negocio de las redes sociales este documento recoge el análisis de la segunda generación de Internet realizado por los miembros del Future Trends Forum.

Aunque tenga un propósito más empresarial sus contenidos están dirigidos a un público más amplio. Es interesante el apartado de “Implicaciones en la educación” donde se comentan asuntos del tipo:

En este contexto, el profesor debería dedicar más tiempo a tutorías, orientaciones, trabajo personal de búsqueda de nuevos materiales, formación, moderación de foros, blogs, wikis, chats, etc. y menos a preparar e impartir clases.

Aprovecho para recomendar un artículo del último número de la revista Arte y Diseño titulado “Web 2.5. ¿Dónde va el diseño online?“, donde se dan algunas claves también de la manera que tenemos de construir y usar la web así como de los futuros avances que se van a producir con las nuevas herramientas y plataformas. 

Mapa visual web 2.0
Mapa visual web 3.0. by Radar Networks & Nova Spivack

Soluciones podcast (I)

Estoy trabajando en un proyecto de podcasting dirigido por Luis Miguel Pedrero y otros compañeros de mi universidad. Lo cierto es que la propuesta es muy buena y estamos asentando bien el terreno para poder ir por el camino adecuado. Una de los temas que estamos abordando es la valoración de las herramientas y aplicaciones que están en el mercado y que nos pueden ayudar a preparar la plataforma.

Una vez hecho este primer análisis y después de “empaparnos” de la situación actual del podcast en España puedes descubrir que los avances no son tantos como uno puede esperar y además los contenidos no resultan tan atractivos.

Quizás alguien piense que es ¿pronto? para sentir la fuerza del usuario en una temática y en un formato dominado por un grupo reducido de sitios web que satisfacen aparentemente las necesidades de escucha por Internet. Y digo reducido porque de un enorme listado de podcast en español es posible que acabes seleccionando tantos como dedos tienes en una mano.

Cuando no fallan los enlaces fallan los diseños, contenidos o formatos y en otros casos te encuentras con lugares variados donde tienen cabida tanto archivos de audio como del mundo youtube, algo que ya viene a definir y ampliar el nuevo significado del concepto. No se trata de una crítica a estos espacios que me parece que tienen mucho mérito al ser y estar, en algunos casos antes de la aparición del término podcast. Es más bien un llamamiento a aquellos que tienen algo que decir, quieren innovar  y creen que la mejor manera de hacerlo es con un sonido, un audio, una voz, una música…

En mi opinión, y evidentemente siendo otro de los propósitos de este proyecto, falta mucho por hacer y por innovar tanto desde un punto de vista técnico como de contenido. Los audioblogs se extienden pero muy lentamente y los plugins para ciertos sistemas de gestión ayudan a que la preparación sea más rápida, cómoda y eficaz.

Pero…¿Por qué no hay archivos de audio en los sitios web de los ayuntamientos que me den las explicaciones oportunas para conocer la ciudad? ¿Por qué tengo que recoger un mp3 en una oficina de turismo y no puedo utilizar el mío con contenido descargado?. ¿Por qué no puedo cumplimentar un formulario de Hacienda escuchando cómo debo hacerlo?¿Sólo se puede aprender inglés con podcast?¿Cuándo va a aparecer el “joost del sonido” que me permita hacer mi propia radio personalizada? ¿Cuándo podré escuchar contenido bajo demanda de una emisora sin recurrir a complicadas interfaces?…

Me sorprende igualmente encontrarme con productos como Podcast Factory de Pinnacle. Quería hablar específicamente de este pack porque su resultado me ha defraudado enormemente. Esperaba encontrarme con aplicaciones sólidas y bien cohesionadas pero mi sorpresa ha sido encontrarme con productos independientes colocados en una caja y listos para ser “consumidos” libremente.

Podcast Factory incorpora un hardware muy digno (micrófono, soporte, caja con entradas y salidas y controles) pero el software (M-Audio, Podifier, biblioteca de sonidos ProSessions, Audacity) es una suma inconexa de recursos con manuales inexistentes. La información que coloca en el exterior reza:

No se necesita experiencia
Equipo profesional para resultados estelares
Publicaciones automatizadas en web
Perfecto para casa, la oficina o el colegio 

Y es entonces cuando te encuentras con las incoherencias que señalo porque descubres que editar y publicar en web es un proceso con muchos pasos y resultados poco satisfactorios.

Audacity, software libre que te puedes descargar gratis de la red, ya lo conocía y creo que es de los pocos programas que se salvan en la edición de audio. La librería de sonidos tiene muchas carencias y no es suficientemente variada. Prefiero acceder a sitios como flashkit o musicalibre para lograr efectos o música. Y en cuanto a Podifier el día que consiga hacerlo funcionar y me funcione el ftp quizás pueda opinar al respecto.

En consecuencia, el producto no me parece un todo en uno y creo que tiene demasiadas carencias. No logro entender porque una casa tan potente como Pinnacle Systems, adquirida por Avid en el 2005 y líder en “soluciones de creación, gestión y distribución de contenidos digitales” se apresura a ofrecer un producto tan poco flexible.

Aunque analizando el mercado es fácil descubrir la razón: quién golpea primero golpea dos veces.

Otra cosa de la que no he hablado: los tutoriales. Prefiero que los examinen ustedes que con eso queda todo dicho.